Ajedrez Caballeros del Tablero
15Abr/21Off

Final de Cheron revisado

En los glamorosos 80's compré un libro de ajedrez delicioso que me dió muchos momentos agradables cada vez que lo consultaba. Se trata de "Oxford Companion to Chess" de David Hooper y Kenneth Whyld. Existe ahora una segunda edición. Es una enciclopedia en un tomo, similar a la de Golombek que trata cada tema relacionado con el ajedrez a manera de entradas tipo diccionario.

En una de las entradas no podía faltar Andre Cheron, el teórico de finales cuyo trabajo es de culto en el mudo de los enterados en finales de partida.

Cito la entrada en el Oxford Companion:

Andre Cheron (Foto de Wikipedia)

CHERON, ANDRE (1895-1980), jugador, analista y compositor francés, Juez Internacional de Composiciones de Ajedrez (1957), Máster Internacional de Composiciones de Ajedrez (1959). Campeón de ajedrez de Francia en 1926, 1927 y 1929, jugó para su país en la Olimpiada de Londres de 1927. En su juventud se trasladó a los Alpes suizos debido a su frágil salud y desde entonces dedicó la mayor parte de su tiempo a estudiar el juego. Compuso tanto estudios como problemas pero sobre todo investigó el final básico. La segunda edición de un tratado de cuatro volúmenes, Lehr und Handbuch der End- spiele (1969-1971), fue la culminación de muchos años de trabajo. Su objetivo era presentar toda la información conocida sobre el final básico junto con una selección de los mejores estudios relacionados con esta fase. Se basó en muchas fuentes y añadió, sin excesiva modestia, una considerable contribución propia. El trabajo es lectura imprescindible para los estudiantes del final de partida.

En la otra referencia fundamental en teoría de finales, dedicada solo a peones, escrita por Maizelis, los ejemplos tomados de la obra de Cheron son muchísimos.

El tema que me interesa comentar es sobre un final que el Oxford Companion imprime en la entrada de Cheron, y que les mostraré más adelante.
El enunciado idica que Cheron fue el primero en darse cuenta que ciertos finales se pueden ganar solo si la regla de las 50 jugadas se elimina. Y eso es cierto como lo han demostrado las famosas tablas de finales Nalimov y las Lomonosov... pero en el ejemplo que ponen no funciona para demostrar el aserto. El análisis de Cheron era suficiente para los jugadores de la época y el conocimiento teórico que se tenía sobre algunos finales no había cambiado aún llegados los años 80. No sucede así después de la llegada de los monstruos de silicio, que han desmentido afirmaciones, corregido estudios, y mostrando algunos errores de concepción de aperturas que han obligado a los jugadores a ser más cuidadosos en lo de creer lo que digan los autores, sobre todo en nuestro ajedrez, dadas las enormes complicaciones y la escala de sus posibilidades.
En el diagrama que sigue, Cheron da una solución para la Victoria de las blancas que, según él, no se puede obtener sin eliminar la regla de las 50 jugadas.

Resulta que no es así. Las tablas Nalimov dan soluciones varias para tomar el peón antes de la jugada 50, sin menoscabo de la ventaja, lo que daría lugar a que la contabilidad para declarar tablas por 50 jugadas debe comenzar desde 0 otra vez.
(En el capítulo 9 del reglamento FIDE indica que
9.3 La partida es tablas, bajo una correcta reclamación del jugador que está en juego, si:
9.3.1 escribe en su planilla su movimiento, que no puede ser cambiado, y declara al árbitro su intención de realizarla, lo que dará lugar a que, en los últimos 50 movimientos por cada jugador no se hayan realizado movimientos de peón ni capturas; o
9.3.2 se hayan completado los últimos 50 movimientos de cada jugador sin movimientos de peón ni capturas.

En la posición de Cheron, en la jugada 40, las tablas Nalimov se las arreglan para tomar el peón sin menoscabo de la ventaja.

Como veremos, la complejidad de la posición con tantas posibilidades geométricas es tal que ni aún a expertos en finales, acostumbrados a examinar concienzudamente las variantes pueden afirmar sin ayuda de cómputo preciso la corrección de sus análisis.

He aquí la posición de marras...

En el ajedrez de competencia en nuestros días, los finales tienden a dejarse de lado en la preparación del ajedrecista promedio, dado que por los ritmos actuales en torneos, las partidas se deciden en el medio juego o por especulación de tiempo y no por conocimiento teórico o por capacidad de resolver complejidades de los finales. Pero es obvio que mientras más preparado se está en esa fase de la partida, más posibilidades de maniobrar correctamente  o de tomar decisiones en cuanto a la cantidad de piezas o la estructura de nuestros peones se refiere.

4Abr/21Off

Una posición de tablas sorprendente

El siguiente estudio de final compuesto por el ruso Yuri Balzov muestra un descubrimiento teórico interesante y bello (esa extraña belleza que los ajedrecistas vemos en algunas posiciones, no por su composición a manera de pintura o fotografía, sino en las ideas que conlleva su solución).
El enunciado del siguiente diagrama reza:

"Juegan blancas y hacen tablas"

He aquí la solución...

 

30Mar/21Off

Rosario Castellanos, un poema sobre ajedrez y relaciones personales.

chessrosario

Encontré entre mis papeles este, para muchos, poco conocido poema de la escritora mexicana.

AJEDREZ
Rosario Castellanos

Porque éramos amigos y, a ratos, nos amábamos;
quizá para añadir otro interés
a los muchos que ya nos obligaban
decidimos jugar juegos de inteligencia.

Pusimos un tablero enfrente de nosotros:
equitativo en piezas, en valores,
en posibilidad de movimientos.

Aprendimos las reglas, les juramos respeto
y empezó la partida.

Henos aquí hace un siglo, sentados, meditando
encarnizadamente
cómo dar el zarpazo último que aniquile
de modo inapelable y, para siempre, al otro.

30Mar/21Off

Capablanca, de Nicolás Guillén

El emérito escritor Cubano, Nicolás Guillén menciona a su compatriota, el 3er. Campeón Mundial de Ajedrez: José Raul Capablanca (1888-1942) en una parte de su poema "Deportes" , donde habla de como el mundo ve a los famosos de su patria.
El texto pertenece al libro "La Paloma de vuelo popular" (1958) y lo relata la voz dorada del locutor peruano José Palomino Cortez.

 

¿Qué sé yo de ajedrez?
Nunca moví un alfil, un peón.
Tengo los ojos ciegos
para el álgebra, los caracteres griegos
y ese tablero filosófico
donde cada figura es
una interrogación.
Pero recuerdo a Capablanca, me lo recuerdan.
En los caminos
me asaltan voces como lanzas.

—Tú, que vienes de Cuba, ¿no has visto a Capablanca? (Yo respondo que Cuba
se hunde en los ríos como un cocodrilo verde.)

—Tú, que vienes de Cuba, ¿cómo era Capablanca?
(Yo respondo que Cuba
vuela en la tarde como una paloma triste.)

—Tú, que vienes de Cuba, ¿no vendrá Capablanca?
(Yo respondo que Cuba
suena en la noche como una guitarra sola.)

—Tú, que vienes de Cuba, ¿dónde está Capablanca?
(Yo respondo que Cuba es una lágrima.)

Pero las voces me vigilan,
me tienden trampas, me rodean
y me acuchillan y desangran;
pero las voces se levantan
como unas duras, finas bardas;
pero las voces se deslizan
como serpientes largas, húmedas;
pero las voces me persiguen
como alas...

Así pues Capablanca
no está en su trono, sino que anda,
camina, ejerce su gobierno
en las calles del mundo.
Bien está que nos lleve
de Noruega a Zanzíbar,
de Cáncer a la nieve.
Va en un caballo blanco,
caracoleando
sobre puentes y ríos,
junto a torres y alfiles,
el sombrero en la mano
(para las damas)
la sonrisa en el aire
(para los caballeros)
y su caballo blanco
sacando chispas puras
del empedrado...

29Mar/21Off

Sobre números, granos, escaques y variantes

Este es un artículo que publiqué hace años en otro blog, que por el momento está fuera de línea.

Sábado, 26 de Septiembre de 2009

chessnumero
LuxAeterna
En un párrafo del próximo libro de Russek, aún en preparación, encontré el famoso número de granos de trigo que según la leyenda, bastaría para pagar los servicios de Sissa por haber inventado el ajedrez.
18.446.744.073.709.551.615 granos de trigo.
Me costó tanto trabajo dimensionar el número en la mente que traté de leerlo. Debo decir que no fue tarea fácil el tan solo llevar la cuenta de tríadas de posiciones decimales para darme cuenta que hablábamos de trillones.

Puse aquí un audio para que sepan como debe ser leído, aunque es interesante tratar de deducirlo con lo que aprendimos de números en primaria. Intenten nombrarlo antes de escucharlo dando clic en el siguiente enlace.


Un trillon es cosa seria. Un trillón es un millón de billones. Un billón es un millón de millones (!).

El tiempo que llevaría contar desde cero hasta un billón (a razón de una cifra por segundo, día y noche) es de 32mil años (tiempo superior al de la existencia de civilización en la tierra).*
Contar mil billones tomaría 32 millones de años (tiempo superior al de la presencia de seres humanos en la tierra).
Y contar un trillón (10 elevado a la 18 potencia) lleva la friolera de 32mil millones de años (más que la edad del universo). El número de Sissa es dieciocho veces eso…

Mil millones es un Giga (10 elevado a la potencia 9)
Un billón (un millón de millones) es 10 elevado a la potencia 12, o sea un Tera.
Mil billones son un Peta (10 a la 15 potencia)
Un trillón (un millón de billones) es un Exa o sea 10 a la 18 potencia.
Imaginemos el montón de granos para Sissa. La tierra tiene una masa de 6 cuatrillones de gramos.

La Idea de Sissa era, como es bien sabido, colocar un grano de trigo en el primer escaque, dos en el segundo, cuatro en el tercero y así hasta completar los sesenta y cuatro. !Es un descanso saber que el tablero no tiene una fila más de escaques! tan solo con un escaque más, el número de Sissa doblado crece de manera demencial.

Esto me llevó a recapacitar en el árbol de variantes que existe en cada posición, y que crece no de casilla en casilla, sino de pieza por pieza en esa posición dada.

Sin duda la complicación y el número de posibilidades de acomodo de piezas del ajedrez a partir de la posición inicial y siguiendo sus reglas es una combinatoria que rebasa nuestro cálculo mental y el de cualquier computador. Por ahí leí (no me da el cerebro ni para recordar donde) que los cálculos no se podrían hacer durante el tiempo que lleva existiendo el universo…. daban razones para el aserto.

Para darnos una idea, pensemos en el número de posibilidades que existen tan solo para el posible acomodo anagramático de las cinco vocales en cinco posiciones sin tomar en cuenta que cada posición pudiese dejarse sin letra. El problema es exponencial y dependiente del número de posiciones y letras permitido. Y para acabarla de complicar, en ajedrez hay que seguir un órden alterno entre dos bandos de letras y una serie de reglas inhibitorias de colocación.

Para cada jugada siguiente, es necesario colocar un “layer” (una capa sobrepuesta) donde tenemos que hacer otro planteamiento posicional con evaluaciones y planes totalmente diferentes.

Verdaderamente somos unos optimistas cada vez que jugamos y confiamos en encontrar la combinación correcta para ganar…

Les dejo por escrito el número de Sissa, de más de 18 exas:
Dieciocho trillones, cuatrocientos cuarenta y seis mil setecientos cuarenta y cuatro billones, setenta y tres mil setecientos nueve millones quinientos cincuenta y un mil seiscientos quince granos de trigo.

Para más sobre el tema de los números en ajedrez, visita:
¿Por qué pierde un GM?

*(Los ejemplos de números vs. tiempo, son de Carl Sagan)

29Mar/21Off

La pieza fuera de juego

Norberto Vela González (1956), Economista con maestría en Administración de empresas es oriundo de Reynosa Tamaulipas.
Aprendó a jugar ajedrez a los 12 años de edad,  época en la que leyó “One hundred selected games" de Mikhail Botvinnik y el conocido "Ajedrez Lógico" de Irving Chernev.
A los 13 años fue campeón de Reynosa y tercer lugar en el estatal de Tamaulipas.
A los 16 campeón de la Universidad de Nuevo León y logró 6 veces consecutivas el titulo, estudiando Maestría.
A los 17 Subcampeón Estatal de Nuevo León.
De los 18 a los 22 fue Campeón Estatal de Nuevo León.
En 1975 Campeón de la zona norte, participando en el Nacional Cerrado, haciendo tablas con Mario Campos y derrotando a Alberto Campos.
En 1976 Campeón Nacional Estudiantil individual y por equipos.
En 1977 participó en el Mundial Estudiantil por Equipos en el Politécnico, Suplente de México.
Por esas fechas empata con Jonathan Speelman, que era MI en ese tiempo y le gana a Braga, de Brasil, quien posteriormente fuera GM.
Sus actividades profesionales lo separaron un tiempo del ajedrez a partir de los años 80s aunque logra éxitos esporádicos como el Campeonato Estatal de Veracruz y en 1985 fue Campeón Nacional, como capitán de equipo, en el Abierto por Equipos de Guadalajara. En ese torneo empató con Marcel Sisniega.
En 1988 fue a vivir, ya casado, a Inglaterra donde participa en torneos y hace tablas con Andrew Martin y pierde por tiempo una partida empatada con Michael Adams.
En Metz 1989 queda segundo lugar de jugadores de hasta 2300 de rating
En 1992 Campeón de Tabasco, 1993 Campeón Nacional de Ajedrez Activo en Minatitlán
En 1996 campeón de Yucatán
A partir de 1998 radica otra vez en Monterrey, con participación muy exigua en el ajedrez.
Vela se ha enfrentado en muchas ocasiones con MI, como Kenneth Frey, Marcel Sisniega , Mario Campos. R. Navarro y Rodney Perez  y otros, contra quienes ha logrado tablas y ha ganado a otros MI de Colombia y Cuba.
Sus encuentros con GMs le han permitido hacer tablas con fuertes ajedrecistas, como Abramovic en Sevilla 1987, Emil Anka en Las Vegas National Open 2007, Guillermo Hernández en el Nacional Abierto 2001 y Alan Pichot en el Carlos Torre 2015.
En 2019 volvió a quedar Campeón de Nuevo León por sexta ocasión.
En la actualidad Norberto Vela es el director de la academia de ajedrez Total Chess.
Amablemente nos ha enviado un análisis con sus comentarios a una partida muy didáctica del famoso cubano José Raúl Capablanca.
Espero que la disfruten y la aprovechen.

26Mar/21Off

Final artístico de G. Kasparian

Genrikh Moyseievich Kasparian fue el primero en recibir el título FIDE de GM por Composición de Estudios Artísticos. Es considerado por muchos como el más grande compositor de la era "moderna".
Fue un compositor de una creatividad inmensa y un sentido de la estética insuperable. Logró, como pocos compositores, combinar su profesión de jugador de torneos con la de creador de posiciones. Hizo además una labor enorme como teórico de finales artísticos y su obra de antología es un referente para cualquier estudioso del tema.
De una de sus obras, "Etiudi", que apareció en español en los años 70's con el nombre de "Finales artísticos", bajo el sello de la colección Escaques, tomo este final ,que compuso en 1937 y publicó hasta 10 años después.
El enunciado es, como muchos del libro, un escueto "Juegan las blancas y ganan".
Lo que sucede en el tablero es sorprendente, por el riguroso manejo de las piezas para obtener una obra que más parece un mecanismo de relojería.

Juegan las blancas y ganan

Su solución en este video...

 

1937 – Tbilisi: Goglidze – Kasparian

Post script 7:52pm
La posición del tablero que aparece en es sello posta es la siguiente:

Juegan blancas y hacen tablas

Desafortunadamente esa composición tiene un "cook" (una jugada que el autor no previó y que resuelve o refuta de otra manera el estudio. Invito a encontrarlo). El mundo de las computadoras a veces nos quitan una que otra belleza...

23Mar/21Off

Ejercicios de combinación

Después de una temporada larga, regreso con tandas de diagramas de combinaciones. En esta ocasión, otra tanda de 6 diagramas tomados de la "Antología de combinaciones de ajedrez", editada por Chess Informant , pero esta vez comienzo por los más básicos y que en el libro vienen en la sección "didáctica".
Espero colocar más seguido por aquí diagramas de esa colección.
Para ver las entradas anteriores con posiciones combinatorias, clic en la etiqueta "Enciclopedia de Combinaciones" al final de este artículo.

Como siempre, las posiciones de cada combinación se pueden escoger  dando clic en la pestaña gris sobre el  tablero  (con puntos suspensivos).

Descargar el pgn con los ejercicios:
Enciclopedia de Combinaciones ej. 1 al 6

14Dic/20Off

Partidas de Carlos Torre Repetto

El malogrado ajedrecista mexicano, Carlos Torre Repetto ha sido el máximo exponente del ajedrez mexicano a nivel internacional, y fue considerado en su época como serio aspirante al título mundial. Su nivel ajedrecístico tenía las alturas suficientes como para enfrentar a Capablanca, a Lasker, a Reshevsky o a Marsall y en general a todos los jugadores de élite de los años 20 del siglo pasado. Fue un cometa luminoso que con su juego creativo y decidido y sus grandes dotes de cálculo brilló solo por unos años antes de que una enfermedad nerviosa le impidiera seguir su meteórica carrera en el ajedrez. Varias generaciones tuvieron el gusto de tratar con este personaje pintoresco dotado con todas las excentricidades del genio y que además estaba pleno de afabilidad, siempre presto para aconsejar a quien se acercara a él y con un proverbial buen corazón y buena empatía con los menesterosos. De hecho llevó casi una vida siendo uno de ellos, por decisión y por carácter.
Norberto Vela nos ha proporcionado una colección de sus partidas, misma que ahora coloco aquí para disfrute de quienes deseen constatar la genialidad del  yucateco, que dicho sea de paso, fue el primer mexicano en obtener el título de Gran Maestro, otorgado Honoris Causa y Post Mortem ya que en su época no existían los títulos de la FIDE.
Como siempre, arriba del tablero hay una botón para escoger la partida que se desee.


La taza y el poster de arriba están a la venta en

BazarLuxAeterna

14Dic/20Off

El Caballo Ajeno…

Hace unos días, en el grupo de Whatsapp de CDTs coloqué otro problema de análisis retrospectivo del genio de Raymond Smullyan.
Va aquí la solución.


El enunciado reza:
"En este tablero alguien puso un caballo de otro juego de piezas. Como hay 8 peones, es ilegal la posición.
¿Cuál de los tres caballos es el que se colocó extra?
Las negras pueden enrocar aún y el rey blanco no ha movido., por si se preguntan."
En el libro de Smullyan la narrativa cambia, ya que el escenario es un lugar fantasioso en una Arabia de las mil y una noches donde se desarrollan relatos con el mítico Haroun Al Rashid y su visir. El enunciado que puse elimina esa escenografía de ensueño.
He aquí el desarrollo del análisis:

Las blancas tienen quince piezas reales sobre el tablero y les falta la dama. A las negras les falta una dama, el peón de g7 y la torre de la dama; esta última fue comida en a7, a8 ó b8, y la dama blanca corrió la misma suerte en b6. Antes de ello, el peón c3 comió para dejarla salir (el rey no ha movido). ¿Qué comió el peón en c3? No la dama negra, debido a que no pudo salir antes de comerse la dama blanca en b6; y tampoco la torre de la dama negra, ni el peón de g7 que no tenía piezas para comer. Por consiguiente ese peón coronó, recorriendo en línea recta la hilera “g” y coronando en g1; antes de ello el peón h3 debió comer una vez. Debido a que a las negras sólo les faltan dos piezas que pudieron ser comidas por peones (la torre de la dama no podía ser), a que la dama es una de ellas y a que no la comieron en c3, luego, la comieron en h3. En consecuencia la captura c3 tuvo lugar antes de la de h3 (para dejar salir a la dama blanca, que fue capturada en b6 para dejar salir a la dama negra), y en consecuencia antes que coronara el peón de g7; es decir, en c3 se comió una pieza original. La pieza negra promovida está en este momento sobre el tablero porque si la hubieran comido, ésta sumada a las capturas de c3, h3 y la torre de la dama negra, excedería en uno el número de capturas necesarias. ¿Cuál es la pieza negra promovida? No la torre h8 porque las negras pueden enrocar; tampoco puede ser un caballo, porque una de esas características en gl no hubiera podido escapar a través de h3 donde ya estaba el peón, ni a través de f3 donde hubiera dado jaque al rey, obligándolo a mover; debe ser por lo tanto el alfil g7, que promovió en g1; para escapar de allí, en primer lugar debió moverse el peón de g2 (ahora en f3), de todo lo que concluimos que los peones e2, f3 y h3 permanecieron todo el tiempo en los mismos lugares desde el escape del alfil; de ahí que el caballo g1, si fuera real, nunca podría haber llegado hasta allí.

La solución es pues, que este caballo g1 es la pieza de otro ajedrez que se colocó resultando en una posición ilegal .

Para más informes sobre Smullyan, visite estos artículos publicados aquí con anterioridad.

(Nota: en esa liga aparece también este último "post",y debajo otros relacionados)