Ajedrez Caballeros del Tablero
29Jul/150

Kubrick en Monterrey

Tablero_Jaime
 Jaime Montemayor con el ajedrez personal
de Kubrick. Clic para zoom.

Fue el domingo pasado el último día de la muestra que presentó el Museo MARCO sobre el cineasta hiper-perfeccionista Stanley Kubrick.
Quienes hemos seguido desde niños al genial creador de imágenes perturbadoras y bellas que ideó en sus películas no pudimos dejar de visitar la muestra, y más obligados estábamos quienes compartíamos la pasión que Kubrick tenía por el ajedrez.

Tal fue el caso de nuestro amigo ajedrecista y coleccionista de ajedreces Jaime Montemayor, que no pudo dejar pasar la oportunidad de conocer el ajedrez personal del genio del "séptimo arte", y se tomó una instantánea con el tablero que tantas veces entretuvo a Kubrick y le hizo reflexionar sobre las coincidencias de la creatividad necesaria para el ajedrez y para dirigir películas.

Recordemos la opinión expresada por Stanley en una famosa entrevista:
«Te sientas frente a un tablero y repentinamente tu corazón brinca. Tu mano tiembla al tomar una pieza y moverla. Pero lo que el ajedrez te enseña es que tu deber es permanecer ahí con calma y pensar si realmente es una buena idea o si hay otras ideas mejores»
«En primer lugar, ni siquiera Bobby Fischer o Karpov pueden anticipar el final de la partida. Pueden hacer un análisis más profundo que el resto, pero ninguno de ellos puede preverlo todo. Cierto número de sus decisiones se apoya en el análisis y las demás en su intuición. Yo era buen jugador, evidentemente lejos de su nivel. Jugaba a principios de los años cincuenta en los clubes Marshall y Manhattan en Nueva York: el ajedrez enseña, entre otras cosas, a superar la emoción inicial que produce un movimiento en primer término favorable y a tomarse el tiempo de analizar. Cuando se hace una película, una vez que ha empezado el rodaje, hay que tomar la mayoría de las decisiones por intuición porque el tiempo está contado incluso si, visto desde el exterior, el plan de trabajo parece muy lento. Así pues, si se para, aunque solo sea un minuto, para reflexionar sobre un problema, se puede evitar cometer un error respecto a una decisión atractiva. En lo que respecta al cine, el ajedrez enseña más bien a evitar errores que a tener ideas. Las ideas parecen venir espontáneamente, pero el verdadero problema es tener disciplina para analizarlas. El ajedrez ejercita también sobre la concentración; ahora bien, es difícil reflexionar sobre un plató de cine donde se está muy solicitado. Mucha gente se agita alrededor y cada minuto cuesta una fortuna. Si no fuera así, los directores de cine no cometerían tantos errores que el espectador percibe inmediatamente»

Les dejo con la escena más famosa de ajedrez por computadora en el cine, La súpercomputadora Hal9000 villanazo de la inmortal "2001 Odisea del Espacio".

Ya había puesto en otro sitio en este blog la partida de donde fue tomada la posición que sale en esa escena

29Jul/150

Un problema del año 1236

4

Alfonso X "El sabio", tuvo fama de ser un gobernante que se preocupó por cultivar a su pueblo y rodearse de sabios, artistas y músicos. Entre muchísima obra de cultura, tuvo la feliz idea de encargar un libro de juegos, el primero en europa, que contenía instrucciones y partidas para jugar correctamente al ajedrez, los dados y el backgammon.

El nombre del libro, cuyo único ejemplar se encuentra en la Real Biblioteca del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, Madrid es "Libro de Juegos" o "Libro de Axedrez, Dados y Tablas", y es una verdadera obra de arte, ilustrado con miniaturas coloreadas y con aplicaciones de hoja de oro.

Para un artículo posterior dejo la reseña del libro y sus contenidos, y una semblanza breve de Alfonso X. Por ahora me interesa mostrarles el primer problema de ajedrez del libro, ya que es el más antiguo que fue puesto en un libro en occidente. Data del año de 1236.

Previo a las explicaciones de las posiciones y reglas del ajedrez y otros juegos, Alfonso X narra un relato con el que explica por que escribe sobre esos juegos.
He aquí la redacción original, en caracteres modernos, y después una traducción mía para aquellos que no les guste leer español del siglo xiii...

Segunt cuenta en las ystorias antiguas en India la mayor ouo un Rey que amaua mucho los sabios & tenielos siempre consigo. & fazieles mucho amenudo razonar sobre los fechos que nascien delas cosas. E destos auie y tres que tenien sennas razones. El uno dizie que mas ualie seso que uentura. Ca el que uiuie por el seso; fazie sus cosas ordenadamientre. & aun que perdiesse; que no auie y culpa. pues que fazie lo quel conuinie. Ell otro dizie que mas ualie uentura que seso. ca si uentura ouiesse de perder o de ganar; que por ningun seso que ouiesse; non podrie estorcer dello. El tercero dizie que era meior qui pudiesse ueuir tomando delo uno & delo al. ca esto era cordura. ca en el seso quanto meior era; tanto auie y mayor cuydado como se pudiesse fazer complidamientre. E otrossi en la uentura quanto mayor era; que tanto auie y mayor peligro por que no es cosa cierta. Mas la cordura derecha era; tomar del seso aquello que entendiesse omne que mas su pro fuesse. & dela uentura guardarse omne de su danno lo mas que pudiesse & ayudarse della en lo que fuesse su pro. 
E desque ouieron dichas sus razones much affincadas;mandoles el Rey quel aduxiesse ende cadauno muestra de prueua daquello que dizien. & dioles plazo; qual le demandaron. & ellos fueron se & cataron sus libros; cadauno segunt su razon. E quando llego el plazo; uinieron cada unos antel Rey con su muestra. 
E el que tenie razon del seso; troxo el acedrex con sus iuegos mostrando que el que mayor seso ouiesse; & estudiesse aperçebudo podrie uencer all otro. 
E el segundo que tenie la razon dela uentura troxo los dados mostrando que no ualie nada el seso si no la uentura. segunt parescie por la suerte llegando el omne por ella a pro o a danno. 
El tercero que dizie que era meior tomar delo uno & delo al; troxo el tablero con sus tablas contadas & puestas en sus casas ordenadamientre. & con sus dados; que las mouiessen pora iugar segunt se muestra en este libro que fabla apartadamientre desto. en que faze entender que por el iuego dellas; que el qui las sopiere bien iogar. que aun que la suerte delos dados le sea contraria; que por su cordura podra iogar con las tablas de manera que esquiuara el danno quel puede uenir por la auentura delos dados.

Mi traducción:
Según cuentan las historias antiguas de la India Mayor, hubo un rey que amaba mucho a los sabios y los tenía siempre a su lado y les hacía razonar a menudo sobre los hechos que surgieren de las cosas. Y de esos sabios había tres que tenían muy buen raciocinio. Uno decía que vale más la inteligencia que la suerte, porque el que vive de su inteligencia hace las cosas ordenadamente y aunque perdiera algo no tendría la culpa porque estaría siempre haciendo lo que conviene.

Otro decía que valía más la suerte que la inteligencia, porque si por fortuna tuviera que ganar o perder, por más inteligencia que tuviera no podría zafarse de eso.

El tercero decía que era mejor que se pudiese vivir tomando de una y otra pues eso era cordura.Porque con la inteligencia cuanta más hubiera y se pusiera cuidado, se podrían hacer las cosas correctamente y también con la suerte mientras más hubiera era mejor, pero también era mayor el peligro, porque no era cosa segura,pero la cordura es cosa derecha.Tomar de la inteligencia aquello que se entendiera que fuera lo más indicado para su bien y cuidarse de la fortuna todo lo que pudiera ser en su daño y ayudarse con ella en lo que fuera para su bien.

Y como dijeron sus razones de manera muy segura, el rey les mandó a que llevara cada uno prueba de lo que decían y les dió el plazo que ellos pidieron y los tres se fueron y consultaron sus libros, cada uno según su idea. Y cuando llegó el plazo vinieron con el rey, cada uno con su muestra.

El que razonaba que era mejor la inteligencia, trajo el ajedrez con sus juegos, probando que el que tuviera mejor inteligencia y estuviera atento podría vencer al otro.

El segundo, que razonaba que era mejor la fortuna, trajo los dados, mostrando que nada valía la inteligencia sino la fortuna, que según aparecía la suerte al hombre llegaba provecho o daño.

El tercero, que decía que era mejor tomar de ambas, trajo el tablero de chaquete (backgammon) con sus trebejos ordenados en sus casillas y sus dados, y que los moviesen para jugar según se muestra en este libro en un apartado en el que hace entender como se juegan, y que el que las supiera jugar bien, aún con que fuese contraria la suerte de los dados, por su cordura podrá jugar de manera que esquivará el daño que pudiese venir por la mala fortuna de los dados.

Ahora el problema más antiguo.

11

Para comprender las jugadas es necesario notar que, aunque el acomodo de las piezas era similar al ajedrez contemporáneo, existían dos diferencias notables. En lugar de la actual Dama, o Reina, abía una pieza llamada Al-Ferza (el visir) que no tenía el gran poder de la actual monarca, Solo podia mover a una casilla adyacente en diagonal, hacia adelante o hacia atrás. Ejemplo: Si situamos la dama en la casilla "c3", solo podría mover a: d4-b4-b2-d2.

Pero hay algo diferente en el movimiento de la Alferza en el Libro de Ajedrez del rey Sabio. En su primer movimiento podía saltar a una tercera casilla, incluso por encima de las piezas como el caballo, pero sin poder capturar ninguna pieza enemiga. Este primer movimiento podía ser en linea recta como la torre o en diagonal como el alfil, pero solo el primer movimiento, por eso cuando un peón coronaba, solo podía convertirse en alferza y podía repetir este "triple salto", pues al fin y al cabo era su primer movimiento.

El Al-Fil (el elefante) movia como las actuales damas, de tres en tres sin tener control sobre la casilla del centro, hubiese o no piezas en ella. El peón al coronar solo podía convertirse en dama y saltar tres casillas en el movimiento siguiente a la coronación. El enroque no existía.

El diseño de las piezas de este diagrama, está basado en aquel del libro de Alfonso X.

piezas-AlfonsoX

Traten de resolver con esas reglas la siguiente posición. Juegan las blancas y las negras para no caer en jaque mate están obligadas a entablar... ¡en 16 jugadas!


Para ver la solución basta con pasar el mouse sobre el diagrama sin hacer clic y dejarlo ahí hasta terminar la animación.

23Jul/150

Un incunable sobre ajedrez

b23374548_0007

Repetición de amores e arte de axedrez con CL iuegos de partido.
La obra compuesta circa 1495, de Luis Ramírez de Lucena, de quien hablé en un artículo anterior, es un incunable cuya primera edición es del año 1496-7. Para poner el escenario de referencia, pensemos que en 1452, Gutenberg da comienzo a la edición de la Biblia de 42 líneas (también conocida como Biblia de Gutenberg), con tipo móvil y una máquina (basada en los tórculos de madera para sacar el jugo de la uva) que permitía la hechura de varios libros al mismo tiempo.
Este libro de ajedrez, es pues, el más antiguo libro impreso con ese tema.
Según la "wiki" Lucena enunció más o menos someramente (yo diría demasiado someramente) los principales planteamientos actuales de aperturas, como por ejemplo el Giuoco piano de la apertura italiana, la apertura española, el gambito de rey, la apertura de peón de dama, las defensas que hoy se conocen con el nombre de la defensa Philidor, la defensa Petrov, la defensa francesa, la defensa holandesa, y los fianchettos de rey o de dama, la apertura de alfil, y otras que posteriormente se ha atribuido a ajedrecistas más modernos.

Incluye las ideas fundamentales del desarrollo de las piezas, los problemas del avance de los peones, sobre todo los del enroque, la importancia de ocupar el centro, la de abrir líneas para los alfiles, la torre y la dama.

Leer el libro es un deleite, ya que permite saborear la manera en que platicaban los españoles de esa época, y nos damos cuenta de algunas costumbres y modos de pensar. Leerlo no es difícil si se conocen los caracteres de la época, que por lo demás son muy fáciles de aprender. Algunas palabras son ya desusadas y otras tienen una pronunciación muy diferente a la actual, pero todo ello da un carácter muy sabroso a la narración.

Es de mencionar que la notación que utilizó Lucena para explicar sus diagramas es muy ingeniosa, con dibujos para las piezas y colocando letras en las casillas que se utilizarán en la combinación. Son 150 posiciones, algunas con las reglas antiguas y otras con las modernas. No tiene el libro ninguna partida completa y la explicación de las reglas es narrativa, comentando planes básicos sobre como obtener ventaja, como defender al rey y hasta como colocar al oponente en desventaja si nos ponemos con el sol a nuestra espalda (!).

El libro tiene una parte inicial con una disquisición filosófica de Lucena, basada en su lectura de autores clásicos (no ajedrecistas) y tiene una parte dedicada a su señora. Pasar los folios del libro es una experiencia notable si, como a mi, les gusta imaginar como era que lo leían en aquella época, solo los privilegiados que por fortuna (nunca mejor usado el término) o por azares del destino pudieron aprender a leer y tener en sus manos un libro. Objeto preciadísimo, encapsulador de conocimientos, "artificios" y secretos que ahora, con el smartphone en la bolsa, menospreciamos y evitamos con el pretexto de que "todo está en google". La curia con que fue impreso, usando diagramas xilografiados para cada posición, y el cuidado con que fue armada la tipografía y el cálculo del tamaño para que cada explicación quedase en una hoja, es algo que ahora no nos detenemos a pensar y que sin embargo tomó mucho esfuerzo y tiempo que se vió coronado con un bellísimo ejemplar con estilo gráfico propio y que sin duda formó parte del imaginario cultural de muchos siglos posteriores.

El diseño de las piezas, las cenefas con motivos florales de cada diagrama enmarcando los tableros, las tipografías esgrafiadas en las "casas" (casillas) y "barras" (filas) y las capitulares empleados para iniciar párrafo... un viaje a un mundo con olor a cueros, maderas, tintas, un mundo de cuchilladas, perfumes, y sudores. Manchas de morcilla, vino o cera se pueden apreciar en los folios de los ejemplares que han sobrevivido 500 años, y me queda claro que quien pasó sus ojos por este tratado, quedó inoculado con la magia del ajedrez, sus vericuetos geométricos, sus saltos de caballo, sus jaques a la descubierta y sus reyezuelos de madera, defendidos por jugadores que Lucena conoció en sus viajes a Roma, a Paris y por España. El mismo Lucena defendió la partida de su vida en un tablero más peligroso, en una era donde ser español era partenecer al imperio, pero si se era judío, como él se estaba al borde del precipicio. El mundo se hacía pequeño con el decubrimiento de América, y la cartografía (el conocimiento del tablero mundial) necesitaba nuevas tecnologías. El tiempo comenzó a medirse de manera compulsiva y el primer empujón tecnológico iniciaba la desquiciante carrera por saberlo todo que no ha terminado en nuestros días. Por eso es sorprendente el amor enorme que tuvo que haber tenido para llevar a cabo la tremenda empresa que suponía imprimir un libro... y sobre un tema que solo a los filósofos trashumantes, como él, que lo mismo entendían que una partida de ajedrez era un momento de creación e inteligencia que gozaban unabuena discusión sobre los cásicos o esperaban casar bien con una moza de buena dote, interesaba, consumía y apasionaba.

Gracias Lucena por permitirme la repetición de esos amores, a través de folios, diagramas y "lances", en el artilugio entintado previo a la andanada cibernética y al "chess e-book".

Para todo aquel que quiera gozar, como yo lo hice, el libro de Lucena, armé un ejemplar electrónico "facsimilar" basado en la copia escaneada de la Universidad Complutense (la copia de la Biblioteca San Román está más oscura y llena de notas al margen), en el que se pueden pasar los folios como si fuese un libro, se puede hacer zoom  e imprimir y no es necesario estar conectado al internet para leerlo en casa después de descargarlo.
Pueden descargar el archivo ejecutable (comprimido en un zip) de esta liga. Les aseguro que no tiene virus, aunque hay algunos antivirus que no permiten descargar archivos ".exe". Si es su caso, deshabiliten el antivirus para la descarga, descompriman el archivo y vuelvan a conectar el antivirus.

Otra opción es pedirme el archivo en una memoria usb... cosa que haré si el tiempo me lo permite.
Pesa cerca de 300 megas, y está en alta resolución.

18Jul/151

Lucena, hace 500 años

211202.48d80e41.200x200o.4892b1285ba4

Siempre me ha fascinado como el arte del ajedrez se goza como una obra pictórica o musical. Se puede repetir la obra, cuantas veces se quiera, como una partitura y se perciben en ella sutilísimos manes de épocas tan antiguas que sorprende como ha persistido en la cultura contemporánea, ahora sostenido por la tecnología cibernética y la internet.

De la misma forma en que reconocemos el talento de un compositor excepcional, muerto siglos atrás, podemos reconocer la maestría y la imaginación de un virtuoso del ajedrez... con partituras más antiguas que las que estamos acostumbrados a re-visitar en la música.

Tal es el caso del español Lucena.

La vida de Luis Ramírez de Lucena (1465 - circa 1530), aparentemente judío converso, tiene no pocos detalles enigmáticos. Hay quién hasta asegura que fue quien inspiró el personaje de Calisto, en la archifamosa obra de "La Celestina".
Fué el ajedrecista que escribió el tratado de ajedrez impreso más antiguo que se conserva. "Repetición de amores y arte de ajedrez", publicado en Salamanca, en 1497.

Luis_Ramirez_de_Lucena,_arte_de_ajedrez
 Folio con diagrama de ajedrez del tratado de Lucena.
 Clic para zoom.

Es el primer tratado que define las reglas modernas del ajedrez (aunque también tiene partidas con las reglas antiguas), y es más bien una recopilación del conocimiento ajedrecístico de su época.
No se puede decir que él haya generado ese conocimiento, pero está claro que conocía a la perfección las sutilezas del movimiento de los trebejos, lo que lo hizo uno de los más fuertes jugadores del momento.

Lucena es mayormente conocido por una maniobra de final de torres que ahora lleva su nombre, aunque no aparece en el libro de marras. Ya hablaremos de ella en otro "post".

España era la potencia mundial y jugó parte esencial en la divulgación del ajedrez en Europa. Por aquellos años, Cortés conquistaba Tenochtitlan y América perdía una partida contra la civilización occidental.

Les dejo con una partida jugada en el año de 1515 (!!) en la española Cd. de Huesca, contra un clérigo apellidado Quintana. Gócenla con el azoro de descubrir que muchas ideas en el ajedrez fueron columbradas siglos atrás. Les recomiendo repasarla escuchando música de la época: como esta
o, con un poco de anacronismo, de la película "Todas las mañanas del mundo", con la viola da gamba de Jordi Savall.
La apertura fue una Zaragoza.

Y es que hace unos 500 años, Lucena fue el verdadero pionero del movimiento 1.c3 en esa partida disputada frente al Padre Quintana durante su estancia en el Castillo de Montearagón, (en las cercanías de la ciudad) probablemente en su exilio transpirenaico hacia Francia provocado por el acoso anti-judaico que el Inquisidor Mayor de Zaragoza, Hernando de Montemayor, dispensó a la familia judío-conversa de los Lucena, llegando a procesar a su padre Juan de Lucena y a su hermano Jerónimo hacia 1503, a pesar de que aquel era protonotario y de que había servido en misiones diplomáticas por diversos países al rey Fernando de Aragón.
Tales eran las vicisitudes que se vivían en aquellos ayeres.

Montearagon_thumb
Castillo de Montearagón situado en las afueras de Huesca. 

No se a ustedes, pero a mi me causa emoción repetir en el tablero lo que pasó por la mente de dos hombres hace medio milenio...

Hacer click sobre las jugadas y variantes.
Una vez en la línea, se puede continuar con las flechas del teclado


* Las fotografías han sido tomadas de Wikimedia Commons.

4Jul/150

Finaliza el 2o Torneo de Apertura Forzada

IMG_4919b

El pasado viernes 4 de julio, se jugaron las rondas finales del 2o Torneo de Apertura Forzada, del Club Caballeros del Tablero.
La apertura forzosa de este mes fue la Siciliana Scheveningen, con Ataque Keres (g4!). Una bonita variante de doble filo que permitió que los jugadores con negras lucieran sus habilidades defensivas y de contragolpe, y los que llevaban blancas su talento combinativo y su esfuerzo por sostener la iniciativa.
Buena participación y entusiasmo hicieron recordable el evento, que además permitía practicar líneas no muy usadas por todos. Siempre es un reto enfrentar nuevos planes, y este torneo puso a prueba a muchos... en distintos aspectos 🙂
En las rondas finales, muy competido el primer premio, en el tablero 1, Miguel Carrola no dejó que nadie lo quitara de ahí, logrando conseguir el "trofeo" del Primer Lugar.
Vean la lista de resultados, para darse una idea de lo competido del certamen.
Un sincero agradecimiento a todos por su participación, y espero verlos en el próximo. Ya se reciben sugerencias para la próxima apertura forzada, en mi correo electrónico.
Les dejo fotos del evento (clic para zoom) y las partidas del primer tablero de las últimas tres rondas.

IMG_4923
Verónica Rodríguez, con su diploma, Juan de Diós Aguilar, Xavier Sánchez y Javier Sánchez de la Barquera.

IMG_4929
Algunos participantes del evento: Javier Sánchez de la Barquera, Juan Villarreal, Martín vargas, José Ángel Trueba, Moisés garcía, el ganador del torneo Miguel Carrola, Alfonso Lobo, Carlos Rangel, Arnoldo Lozano, Gilberto Rivera, Rodolfo Elizondo Jr.

IMG_4928
El preciado Tro-Feo

Tabla de resultados
IMG_4925