Ajedrez Caballeros del Tablero
15Abr/21Off

Final de Cheron revisado

En los glamorosos 80's compré un libro de ajedrez delicioso que me dió muchos momentos agradables cada vez que lo consultaba. Se trata de "Oxford Companion to Chess" de David Hooper y Kenneth Whyld. Existe ahora una segunda edición. Es una enciclopedia en un tomo, similar a la de Golombek que trata cada tema relacionado con el ajedrez a manera de entradas tipo diccionario.

En una de las entradas no podía faltar Andre Cheron, el teórico de finales cuyo trabajo es de culto en el mudo de los enterados en finales de partida.

Cito la entrada en el Oxford Companion:

Andre Cheron (Foto de Wikipedia)

CHERON, ANDRE (1895-1980), jugador, analista y compositor francés, Juez Internacional de Composiciones de Ajedrez (1957), Máster Internacional de Composiciones de Ajedrez (1959). Campeón de ajedrez de Francia en 1926, 1927 y 1929, jugó para su país en la Olimpiada de Londres de 1927. En su juventud se trasladó a los Alpes suizos debido a su frágil salud y desde entonces dedicó la mayor parte de su tiempo a estudiar el juego. Compuso tanto estudios como problemas pero sobre todo investigó el final básico. La segunda edición de un tratado de cuatro volúmenes, Lehr und Handbuch der End- spiele (1969-1971), fue la culminación de muchos años de trabajo. Su objetivo era presentar toda la información conocida sobre el final básico junto con una selección de los mejores estudios relacionados con esta fase. Se basó en muchas fuentes y añadió, sin excesiva modestia, una considerable contribución propia. El trabajo es lectura imprescindible para los estudiantes del final de partida.

En la otra referencia fundamental en teoría de finales, dedicada solo a peones, escrita por Maizelis, los ejemplos tomados de la obra de Cheron son muchísimos.

El tema que me interesa comentar es sobre un final que el Oxford Companion imprime en la entrada de Cheron, y que les mostraré más adelante.
El enunciado idica que Cheron fue el primero en darse cuenta que ciertos finales se pueden ganar solo si la regla de las 50 jugadas se elimina. Y eso es cierto como lo han demostrado las famosas tablas de finales Nalimov y las Lomonosov... pero en el ejemplo que ponen no funciona para demostrar el aserto. El análisis de Cheron era suficiente para los jugadores de la época y el conocimiento teórico que se tenía sobre algunos finales no había cambiado aún llegados los años 80. No sucede así después de la llegada de los monstruos de silicio, que han desmentido afirmaciones, corregido estudios, y mostrando algunos errores de concepción de aperturas que han obligado a los jugadores a ser más cuidadosos en lo de creer lo que digan los autores, sobre todo en nuestro ajedrez, dadas las enormes complicaciones y la escala de sus posibilidades.
En el diagrama que sigue, Cheron da una solución para la Victoria de las blancas que, según él, no se puede obtener sin eliminar la regla de las 50 jugadas.

Resulta que no es así. Las tablas Nalimov dan soluciones varias para tomar el peón antes de la jugada 50, sin menoscabo de la ventaja, lo que daría lugar a que la contabilidad para declarar tablas por 50 jugadas debe comenzar desde 0 otra vez.
(En el capítulo 9 del reglamento FIDE indica que
9.3 La partida es tablas, bajo una correcta reclamación del jugador que está en juego, si:
9.3.1 escribe en su planilla su movimiento, que no puede ser cambiado, y declara al árbitro su intención de realizarla, lo que dará lugar a que, en los últimos 50 movimientos por cada jugador no se hayan realizado movimientos de peón ni capturas; o
9.3.2 se hayan completado los últimos 50 movimientos de cada jugador sin movimientos de peón ni capturas.

En la posición de Cheron, en la jugada 40, las tablas Nalimov se las arreglan para tomar el peón sin menoscabo de la ventaja.

Como veremos, la complejidad de la posición con tantas posibilidades geométricas es tal que ni aún a expertos en finales, acostumbrados a examinar concienzudamente las variantes pueden afirmar sin ayuda de cómputo preciso la corrección de sus análisis.

He aquí la posición de marras...

En el ajedrez de competencia en nuestros días, los finales tienden a dejarse de lado en la preparación del ajedrecista promedio, dado que por los ritmos actuales en torneos, las partidas se deciden en el medio juego o por especulación de tiempo y no por conocimiento teórico o por capacidad de resolver complejidades de los finales. Pero es obvio que mientras más preparado se está en esa fase de la partida, más posibilidades de maniobrar correctamente  o de tomar decisiones en cuanto a la cantidad de piezas o la estructura de nuestros peones se refiere.

4Abr/21Off

Una posición de tablas sorprendente

El siguiente estudio de final compuesto por el ruso Yuri Balzov muestra un descubrimiento teórico interesante y bello (esa extraña belleza que los ajedrecistas vemos en algunas posiciones, no por su composición a manera de pintura o fotografía, sino en las ideas que conlleva su solución).
El enunciado del siguiente diagrama reza:

"Juegan blancas y hacen tablas"

He aquí la solución...

 

14Dic/20Off

El Caballo Ajeno…

Hace unos días, en el grupo de Whatsapp de CDTs coloqué otro problema de análisis retrospectivo del genio de Raymond Smullyan.
Va aquí la solución.


El enunciado reza:
"En este tablero alguien puso un caballo de otro juego de piezas. Como hay 8 peones, es ilegal la posición.
¿Cuál de los tres caballos es el que se colocó extra?
Las negras pueden enrocar aún y el rey blanco no ha movido., por si se preguntan."
En el libro de Smullyan la narrativa cambia, ya que el escenario es un lugar fantasioso en una Arabia de las mil y una noches donde se desarrollan relatos con el mítico Haroun Al Rashid y su visir. El enunciado que puse elimina esa escenografía de ensueño.
He aquí el desarrollo del análisis:

Las blancas tienen quince piezas reales sobre el tablero y les falta la dama. A las negras les falta una dama, el peón de g7 y la torre de la dama; esta última fue comida en a7, a8 ó b8, y la dama blanca corrió la misma suerte en b6. Antes de ello, el peón c3 comió para dejarla salir (el rey no ha movido). ¿Qué comió el peón en c3? No la dama negra, debido a que no pudo salir antes de comerse la dama blanca en b6; y tampoco la torre de la dama negra, ni el peón de g7 que no tenía piezas para comer. Por consiguiente ese peón coronó, recorriendo en línea recta la hilera “g” y coronando en g1; antes de ello el peón h3 debió comer una vez. Debido a que a las negras sólo les faltan dos piezas que pudieron ser comidas por peones (la torre de la dama no podía ser), a que la dama es una de ellas y a que no la comieron en c3, luego, la comieron en h3. En consecuencia la captura c3 tuvo lugar antes de la de h3 (para dejar salir a la dama blanca, que fue capturada en b6 para dejar salir a la dama negra), y en consecuencia antes que coronara el peón de g7; es decir, en c3 se comió una pieza original. La pieza negra promovida está en este momento sobre el tablero porque si la hubieran comido, ésta sumada a las capturas de c3, h3 y la torre de la dama negra, excedería en uno el número de capturas necesarias. ¿Cuál es la pieza negra promovida? No la torre h8 porque las negras pueden enrocar; tampoco puede ser un caballo, porque una de esas características en gl no hubiera podido escapar a través de h3 donde ya estaba el peón, ni a través de f3 donde hubiera dado jaque al rey, obligándolo a mover; debe ser por lo tanto el alfil g7, que promovió en g1; para escapar de allí, en primer lugar debió moverse el peón de g2 (ahora en f3), de todo lo que concluimos que los peones e2, f3 y h3 permanecieron todo el tiempo en los mismos lugares desde el escape del alfil; de ahí que el caballo g1, si fuera real, nunca podría haber llegado hasta allí.

La solución es pues, que este caballo g1 es la pieza de otro ajedrez que se colocó resultando en una posición ilegal .

Para más informes sobre Smullyan, visite estos artículos publicados aquí con anterioridad.

(Nota: en esa liga aparece también este último "post",y debajo otros relacionados)

9Ene/20Off

Otro análisis retrógrado

En este siguiente diagrama aparecido en un libro de la sociedad MENSA, colocan el siguiente enunciado:
Las blancas acaban de hacer su jugada 17. ¿Cuál fue la jugada 9 de las negras y cuál fue el desarrollo de la partida desde ese momento?

Traten de encontrar la respuesta antes de ver  mi secuencia de ideas.

Esta es mi deducción completa:

Todos los peones negros están en el tablero (el alfil de h8 es un peón promocionado)
Todas las piezas y peones del blanco están en el tablero (la dama de e3 es un peón promocionado)
De ahí se desprende que los peones negros no han cambiado de columna porque no tomaron nada.
El alfil negro promocionado no pudo haber movido en la última jugada.
3 piezas faltantes del negro fueron tomadas antes de la promoción de la dama blanca, porque el peón necesitaba llegar a una columna exterior para promocionar.
Por eso, para que el peón blanco de d2 pudiera coronar, debió cambiar de columna 3 veces, por lo que este peón tomó 3 piezas faltantes del negro, el peón en g4 tomó la otra faltante.
De lo que se deduce que en la jugada 17 las blancas no tomaron pieza.
Si ninguna pieza fue tomada en la última jugada, el peón en a3 negro es el único que pudo haber movido en la jugada 16, por lo que vino desde a4,como ahora hay un caballo en a4, esa fue la última jugada blanca, ya que si hubiera estado ahí antes, las negras no podrían mover su peón desde ahí.
Ahora queda ver las jugadas anteriores a esa , para deducir el orden en el que las blancas tomaron las piezas negras y permitieron pasar el peón negro de h2 a h1.
El rey y el peón f3 se movieron después de que el peón h se promocionara, y el caballo fuese a h2. Por lo tanto hay que ordenar esas jugadas con ese criterio.
Al peón h le tomó 5 tiempos como mínimo llegar a h1, más las jugadas de los caballos y torres negras para ser tomados en las columnas a, b, c y f, y las jugadas del peón "a" fueron 3 como mínimo.
Contando las jugadas a simple vista, tenemos que:
- El rey movió una vez
- El peón f movió una vez
- El peón h movió dos veces
- Ambos caballos movieron dos veces cada uno
- La torre movió dos veces
- El peón d movió 7 veces, cinco para coronar y dos para regresar a e3
Lo que da las 17 jugadas hasta el momento.
De todos esas deducciones esta secuencia de jugadas es única para que se den todos la posición del diagrama:

 

17May/18Off

Crucidrez 1

Este es el primer crucigrama que elaboro, espero que les guste.
Sugiero imprimir la página para resolverlo. Al primero que me envíe una foto con la solución, le envío una taza con el logo de Caballeros del Tablero.*
Nota 11:00 pm: El PDF traía unos errores. Este es el vínculo correcto para descargar:
Crucidrez1 pdf

  • Nota. Mi decisión del ganador es inapelable. Solo válida para México.
24Feb/18Off

Excélsior

El genial compositor de problemas y de acertijos de ingenio, Sam Loyd, puso nombre a un problema suyo cuyo tema le dió la vuelta al mundo en su época. Se trata de una broma que jugó a un amigo suyo, quien sostenía que era capaz de saber, desde el primer vistazo, que pieza daría el mate en un problema de ajedrez.

Loyd inventó este problema y desafió a su amigo a que no sería capaz de elegir una pieza que no fuera capaz de dar mate (su amigo inmediatamente identificó al peón b2 como el que era menos probable de dar mate), sin embargo como se muestra en la solución Loyd logra dar mate en cinco jugadas con el peón que inicialmente estaba en la posición b2. Cuando el problema se publicó fue con la instrucción de que el mate de las piezas blancas debía ser dado por "la pieza o peón menos probable".

"Excélsior" es uno de los problemas de ajedrez más famosos creado por Sam Loyd, fue originalmente publicado en el London Era en 1861. El nombre del problema está tomado del poema "Excélsior" de Henry Wadsworth Longfellow.

El tema del poema, que puede ser interpretado simbólicamente como un canto a la decisión innamovible y heróica, tanto de un hombre como de una nación, es un relato de un joven escalador que contra viento y helada decide atravezar los Alpes.

Dejo aquí una traducción mía, sin las rimas del original, del poema de Wadsworth, que tiene el sabor de la estética de mediados del siglo xix. La intención me recuerda los poemas de nuestro Ignacio Manuel Altamirano.

Excelsior

The shades of night were falling fast,
As throeugh an Alpine village passed
A youth, who bore, 'mid snow and ice,
A banner with the strange device,
Excelsior!

Las sombras de la noche caían rápidamente,
Mientras cruzaba un pueblo alpino
Un joven, que cargaba, entre nieve y hielo,
Una banderola con un lema extraño:
¡Excélsior!

His brow was sad; his eye beneath,
Flashed like a falchion from its sheath,
And like a silver clarion rung
The accents of that unknown tongue,
Excelsior!

El entrecejo triste; cabizbajo,
Destellaba como un azor en su funda,
Y como un clarín plateado entonaba
Los acentos de esa lengua desconocida,
¡Excélsior!

In happy homes he saw the light
Of household fires gleam warm and bright;
Above, the spectral glaciers shone,
And from his lips escaped a groan,
Excelsior!

En hogares felices vio la luz
De las chimeneas centellear cálidos y brillantes;
Encima de ellos, los glaciares espectrales resplandecían,
Y de sus labios escapó un gemido,
¡Excélsior!

"Try not the Pass!" the old man said;
"Dark lowers the tempest overhead,
The roaring torrent is deep and wide!"
And loud that clarion voice replied,
Excelsior!

"¡No intentes por "El Paso!" el viejo dijo;
"La oscuridad baja la tempestad sobre tu cabeza,
¡El torrente ruge y es profundo y ancho!
Y en voz alta, esa voz de clarín respondió:
¡Excélsior!

"Oh stay," the maiden said, "and rest
Thy weary head upon this breast! "
A tear stood in his bright blue eye,
But still he answered, with a sigh,
Excelsior!

"¡Oh quédate", dijo la doncella, "y descansa
Tu cansada cabeza sobre este pecho! "
Con una lágrima en su brillante ojo azul,
Pero aún así él con un suspiro respondió
¡Excélsior!

"Beware the pine-tree's withered branch!
Beware the awful avalanche!"
This was the peasant's last Good-night,
A voice replied, far up the height,
Excelsior!

"¡Cuidado con la rama marchita del pino!
¡Cuidado con la horrible avalancha! "
Esas fueron las últimas buenas noches del campesino,
Una voz respondió, ya desde muy alto ,
¡Excélsior!

At break of day, as heavenward
The pious monks of Saint Bernard
Uttered the oft-repeated prayer,
A voice cried through the startled air,
Excelsior!

Al romper el día, hacia el cielo
Los piadosos monjes de San Bernardo
Pronunciaban la oración tantas veces repetida
Una voz gritó a través del aire sorprendido,
Excélsior!

A traveller, by the faithful hound,
Half-buried in the snow was found,
Still grasping in his hand of ice
That banner with the strange device,
Excélsior!

Un viajero, gracias al perro fiel,
Medio enterrado en la nieve fue encontrado,
Todavía sosteniendo en su mano de hielo
Esa banderola con la extraña divisa,
Excélsior!

There in the twilight cold and gray,
Lifeless, but beautiful, he lay,
And from the sky, serene and far,
A voice fell like a falling star,
Excelsior!

Allí en el crepúsculo frío y gris,
Sin vida, pero hermoso, yacía,
Y desde el cielo, lejana y serena,
Una voz retumbó como estrella fugaz,
¡Excélsior!

Solución

La palabra Excélsior significa "siempre más alto", "siempre más arriba" , "hacia lo excelso".

Ahora a todos los problemas en cuya solución un peón saliendo de su posición original da mate al llegar a la octava fila, llevan el nombre temático de "excélsior".

30Ene/18Off

Solución a los dos problemas de Nabokov

Estas son las soluciones a los dos problemitas de Vladimir Nabokov:

Mate en dos

En el diagrama de mate en dos, la jugada ganadora está indicada en el manuscrito del autor. Se trata de 1.Dxe4. Estas son las posibles respuestas:

1.Dxe4 Cxe4
2.Cf7++
Si
1... cxe4
2. Axe4++
si
1... Txg5
2.Af5++
si
1...Rxg5
2. De3++
Si
1...fxg5
2.Af5++

En el problema de analisis retrógrado, la solución va así:

La jugada que el blanco tiene que regresar debe permitir un mate en una. Ninguna de las piezas que se encuentran en el tablero se puede mover a una casilla que permita el mate en una jugada, por lo que en la jugada anterior debió existir otra pieza más. La única solución es que un peón haya llegado a la octava fila. Si la dama blanca acaba de aparecer en el tablero, un peón debió estar en f7, o un peón en g7 tomó una pieza negra en f8. Si regresamos cualquiera de esos peones a su posición anterior, tampoco habría mate en una, por lo que solo queda pensar que la torre en c8 acaba de ser promovida con un peón en d7 tomando una pieza en c8.
La pieza que estaba allí y que regresará al devolver la jugada, no puede ser alfil o dama, porque estando el peon en d7 estaría clavado, por lo que no hay mate en una. Si fuese una torre, el peón podría mover, pero sería tomado al llegar a la octava fila. Solo queda que sea un caballo. Entonces, al devolver la jugada, el peón en vez de tomar en c8, toma en d8 coronando caballo y dando mate. Esta es la situación:

La posición devolviendo una jugada blanca

 

Jugando dxe8=C++

28Ene/18Off

Dos problemas de Nabokov

Vladimir Nabokov sentía una gran pasión por el ajedrez. Mundialmente conocido por su hiperfamosa novela "Lolita", Nabokov a mi juicio escribió una novela más completa y caleidoscópica con la menos conocida "Ada o el ardor". Pero también tuvo relativo éxito con el tema de ajedrez cuando fue llevada a la pantalla su novela "La defensa", que trata de un campeón de ajedrez que, como en muchos otros casos, pierde la razón. Morphy, nuestro Carlos Torre, Fischer y otros muchos han extraviado su juicio en búsqueda de Caisa. Tal es el caso de Lushin, el protagonista de Nabokov.

Además de la impresionante capacidad narrativa, que, dicho sea de paso, no mermó un ápice de su lengua materna al inglés, idioma en el que escribió la basta mayoría de su obra, Vladimir tenía una desbordada creatividad en poesía y en composición de problemas de ajedrez. Una de sus obras más personales se titula "Poems and problems" y en ella se trasluce su delicada pero profunda sensibilidad. Problemas de ajedrez, se entiende.

Para el ajedrez es necesario tener una buena memoria, y la de Nabokov era deslumbrante. Su libro autobiográfico "¡Habla memoria!" da una idea de la cantidad de situaciones personales desde la más temprana edad, desgranadas con profuso y deleitable amor por el detalle.

Pare el blog, me gustaría colocar dos de sus problemas. Un mate en dos, y un mate con análisis retrospectivo.

El primero está tomado de una anotación manuscrita de su libro de notas para su obra "Poems and problems". Blancas juegan y dan mate en dos. Pongo su manuscrito y un diagrama:

Mate en dos

El siguiente problema es atípico. El enunciado reza:
"Juegan las blancas y regresan la jugada que acaban de hacer y en vez de esa matan en una"

En otras palabras, las blancas acaban de jugar, pero se dan cuenta que pudieron haber dado mate en vez de jugar la que hicieron. ¿Cual hubieran hecho entonces para dar mate?

Soluciones mañana ...

 

(Nota: Por un descuido, el diagrama que puse en un principio tenía errores. Lo he cambiado ya. Sugiero dar un refresh a la página)

 

27Ene/18Off

Solución al problema de rojos vs. verdes


El rojo está ahora en jaque, y por lo tanto el verde movió último. Hay que determinar quién movió primero en la partida: esto se resuelve calculando si se efectuó un número par o impar de jugadas.
La torre b1 hizo un número impar de jugadas; cada una de las otras tres torres hizo un número par de jugadas (probablemente cero). Los caballos rojos en conjunto hicieron un número impar de jugadas, dado que se hallan en casillas del mismo color, y los caballos verdes en conjunto hicieron un número par de jugadas. El rey rojo hizo un número par de jugadas (probablemente cero) y el rey verde un número impar. Los alfiles y peones nunca movieron y ambas damas fueron comidas en sus casillas originales. Por lo tanto la gran mayoría es impar así que las verdes movieron primero y de ahí que las verdes son las blancas y las rojas son las negras.

26Ene/18Off

Otra posición de análisis retrógrado

Del ingenio de Raymond Smullyan, es esta posición en la que una supuesta partida de ajedrez se juega con unas piezas indias. Los colores no son los convencionales, pero en las reglas de ajedrez se denominan blancas y negras a las piezas de una partida.

Sherlock Holmes encuentra esta posición sin los jugadores de la partida presentes, y junto con Watson deduce quién es el bando que lleva las blancas.

¿Podría usted deducirlo también?
Solución en un "post" mañana.

Para más informes sobre Smullyan, visite estos artículos publicados aquí con anterioridad.

 

(Nota: en esa liga aparece también este último "post",y debajo otros relacionados)