Ajedrez Caballeros del Tablero
24Feb/180

Excélsior

El genial compositor de problemas y de acertijos de ingenio, Sam Loyd, puso nombre a un problema suyo cuyo tema le dió la vuelta al mundo en su época. Se trata de una broma que jugó a un amigo suyo, quien sostenía que era capaz de saber, desde el primer vistazo, que pieza daría el mate en un problema de ajedrez.

Loyd inventó este problema y desafió a su amigo a que no sería capaz de elegir una pieza que no fuera capaz de dar mate (su amigo inmediatamente identificó al peón b2 como el que era menos probable de dar mate), sin embargo como se muestra en la solución Loyd logra dar mate en cinco jugadas con el peón que inicialmente estaba en la posición b2. Cuando el problema se publicó fue con la instrucción de que el mate de las piezas blancas debía ser dado por "la pieza o peón menos probable".

"Excélsior" es uno de los problemas de ajedrez más famosos creado por Sam Loyd, fue originalmente publicado en el London Era en 1861. El nombre del problema está tomado del poema "Excélsior" de Henry Wadsworth Longfellow.

El tema del poema, que puede ser interpretado simbólicamente como un canto a la decisión innamovible y heróica, tanto de un hombre como de una nación, es un relato de un joven escalador que contra viento y helada decide atravezar los Alpes.

Dejo aquí una traducción mía, sin las rimas del original, del poema de Wadsworth, que tiene el sabor de la estética de mediados del siglo xix. La intención me recuerda los poemas de nuestro Ignacio Manuel Altamirano.

Excelsior

The shades of night were falling fast,
As throeugh an Alpine village passed
A youth, who bore, 'mid snow and ice,
A banner with the strange device,
Excelsior!

Las sombras de la noche caían rápidamente,
Mientras cruzaba un pueblo alpino
Un joven, que cargaba, entre nieve y hielo,
Una banderola con un lema extraño:
¡Excélsior!

His brow was sad; his eye beneath,
Flashed like a falchion from its sheath,
And like a silver clarion rung
The accents of that unknown tongue,
Excelsior!

El entrecejo triste; cabizbajo,
Destellaba como un azor en su funda,
Y como un clarín plateado entonaba
Los acentos de esa lengua desconocida,
¡Excélsior!

In happy homes he saw the light
Of household fires gleam warm and bright;
Above, the spectral glaciers shone,
And from his lips escaped a groan,
Excelsior!

En hogares felices vio la luz
De las chimeneas centellear cálidos y brillantes;
Encima de ellos, los glaciares espectrales resplandecían,
Y de sus labios escapó un gemido,
¡Excélsior!

"Try not the Pass!" the old man said;
"Dark lowers the tempest overhead,
The roaring torrent is deep and wide!"
And loud that clarion voice replied,
Excelsior!

"¡No intentes por "El Paso!" el viejo dijo;
"La oscuridad baja la tempestad sobre tu cabeza,
¡El torrente ruge y es profundo y ancho!
Y en voz alta, esa voz de clarín respondió:
¡Excélsior!

"Oh stay," the maiden said, "and rest
Thy weary head upon this breast! "
A tear stood in his bright blue eye,
But still he answered, with a sigh,
Excelsior!

"¡Oh quédate", dijo la doncella, "y descansa
Tu cansada cabeza sobre este pecho! "
Con una lágrima en su brillante ojo azul,
Pero aún así él con un suspiro respondió
¡Excélsior!

"Beware the pine-tree's withered branch!
Beware the awful avalanche!"
This was the peasant's last Good-night,
A voice replied, far up the height,
Excelsior!

"¡Cuidado con la rama marchita del pino!
¡Cuidado con la horrible avalancha! "
Esas fueron las últimas buenas noches del campesino,
Una voz respondió, ya desde muy alto ,
¡Excélsior!

At break of day, as heavenward
The pious monks of Saint Bernard
Uttered the oft-repeated prayer,
A voice cried through the startled air,
Excelsior!

Al romper el día, hacia el cielo
Los piadosos monjes de San Bernardo
Pronunciaban la oración tantas veces repetida
Una voz gritó a través del aire sorprendido,
Excélsior!

A traveller, by the faithful hound,
Half-buried in the snow was found,
Still grasping in his hand of ice
That banner with the strange device,
Excélsior!

Un viajero, gracias al perro fiel,
Medio enterrado en la nieve fue encontrado,
Todavía sosteniendo en su mano de hielo
Esa banderola con la extraña divisa,
Excélsior!

There in the twilight cold and gray,
Lifeless, but beautiful, he lay,
And from the sky, serene and far,
A voice fell like a falling star,
Excelsior!

Allí en el crepúsculo frío y gris,
Sin vida, pero hermoso, yacía,
Y desde el cielo, lejana y serena,
Una voz retumbó como estrella fugaz,
¡Excélsior!

Solución

La palabra Excélsior significa "siempre más alto", "siempre más arriba" , "hacia lo excelso".

Ahora a todos los problemas en cuya solución un peón saliendo de su posición original da mate al llegar a la octava fila, llevan el nombre temático de "excélsior".

30Ene/180

Solución a los dos problemas de Nabokov

Estas son las soluciones a los dos problemitas de Vladimir Nabokov:

Mate en dos

En el diagrama de mate en dos, la jugada ganadora está indicada en el manuscrito del autor. Se trata de 1.Dxe4. Estas son las posibles respuestas:

1.Dxe4 Cxe4
2.Cf7++
Si
1... cxe4
2. Axe4++
si
1... Txg5
2.Af5++
si
1...Rxg5
2. De3++
Si
1...fxg5
2.Af5++

En el problema de analisis retrógrado, la solución va así:

La jugada que el blanco tiene que regresar debe permitir un mate en una. Ninguna de las piezas que se encuentran en el tablero se puede mover a una casilla que permita el mate en una jugada, por lo que en la jugada anterior debió existir otra pieza más. La única solución es que un peón haya llegado a la octava fila. Si la dama blanca acaba de aparecer en el tablero, un peón debió estar en f7, o un peón en g7 tomó una pieza negra en f8. Si regresamos cualquiera de esos peones a su posición anterior, tampoco habría mate en una, por lo que solo queda pensar que la torre en c8 acaba de ser promovida con un peón en d7 tomando una pieza en c8.
La pieza que estaba allí y que regresará al devolver la jugada, no puede ser alfil o dama, porque estando el peon en d7 estaría clavado, por lo que no hay mate en una. Si fuese una torre, el peón podría mover, pero sería tomado al llegar a la octava fila. Solo queda que sea un caballo. Entonces, al devolver la jugada, el peón en vez de tomar en c8, toma en d8 coronando caballo y dando mate. Esta es la situación:

La posición devolviendo una jugada blanca

 

Jugando dxe8=C++

28Ene/180

Dos problemas de Nabokov

Vladimir Nabokov sentía una gran pasión por el ajedrez. Mundialmente conocido por su hiperfamosa novela "Lolita", Nabokov a mi juicio escribió una novela más completa y caleidoscópica con la menos conocida "Ada o el ardor". Pero también tuvo relativo éxito con el tema de ajedrez cuando fue llevada a la pantalla su novela "La defensa", que trata de un campeón de ajedrez que, como en muchos otros casos, pierde la razón. Morphy, nuestro Carlos Torre, Fischer y otros muchos han extraviado su juicio en búsqueda de Caisa. Tal es el caso de Lushin, el protagonista de Nabokov.

Además de la impresionante capacidad narrativa, que, dicho sea de paso, no mermó un ápice de su lengua materna al inglés, idioma en el que escribió la basta mayoría de su obra, Vladimir tenía una desbordada creatividad en poesía y en composición de problemas de ajedrez. Una de sus obras más personales se titula "Poems and problems" y en ella se trasluce su delicada pero profunda sensibilidad. Problemas de ajedrez, se entiende.

Para el ajedrez es necesario tener una buena memoria, y la de Nabokov era deslumbrante. Su libro autobiográfico "¡Habla memoria!" da una idea de la cantidad de situaciones personales desde la más temprana edad, desgranadas con profuso y deleitable amor por el detalle.

Pare el blog, me gustaría colocar dos de sus problemas. Un mate en dos, y un mate con análisis retrospectivo.

El primero está tomado de una anotación manuscrita de su libro de notas para su obra "Poems and problems". Blancas juegan y dan mate en dos. Pongo su manuscrito y un diagrama:

Mate en dos

El siguiente problema es atípico. El enunciado reza:
"Juegan las blancas y regresan la jugada que acaban de hacer y en vez de esa matan en una"

En otras palabras, las blancas acaban de jugar, pero se dan cuenta que pudieron haber dado mate en vez de jugar la que hicieron. ¿Cual hubieran hecho entonces para dar mate?

Soluciones mañana ...

 

(Nota: Por un descuido, el diagrama que puse en un principio tenía errores. Lo he cambiado ya. Sugiero dar un refresh a la página)

 

27Ene/180

Solución al problema de rojos vs. verdes


El rojo está ahora en jaque, y por lo tanto el verde movió último. Hay que determinar quién movió primero en la partida: esto se resuelve calculando si se efectuó un número par o impar de jugadas.
La torre b1 hizo un número impar de jugadas; cada una de las otras tres torres hizo un número par de jugadas (probablemente cero). Los caballos rojos en conjunto hicieron un número impar de jugadas, dado que se hallan en casillas del mismo color, y los caballos verdes en conjunto hicieron un número par de jugadas. El rey rojo hizo un número par de jugadas (probablemente cero) y el rey verde un número impar. Los alfiles y peones nunca movieron y ambas damas fueron comidas en sus casillas originales. Por lo tanto la gran mayoría es impar así que las verdes movieron primero y de ahí que las verdes son las blancas y las rojas son las negras.

26Ene/180

Otra posición de análisis retrógrado

Del ingenio de Raymond Smullyan, es esta posición en la que una supuesta partida de ajedrez se juega con unas piezas indias. Los colores no son los convencionales, pero en las reglas de ajedrez se denominan blancas y negras a las piezas de una partida.

Sherlock Holmes encuentra esta posición sin los jugadores de la partida presentes, y junto con Watson deduce quién es el bando que lleva las blancas.

¿Podría usted deducirlo también?
Solución en un "post" mañana.

Para más informes sobre Smullyan, visite estos artículos publicados aquí con anterioridad.

 

(Nota: en esa liga aparece también este último "post",y debajo otros relacionados)

7Ago/152

Nueva edición electrónica de Leyendas del Ajedrez

522689_10151978961960355_739724472_n[1]

El anecdotario sobre el tema del Ajedrez que escribió y compiló nuestro querido amigo ajedrecista Alfonso Lobo de la Garza, Presidente Honorario del Club Caballeros del Tablero, tiene ahora nueva cara.
Se trata de una edición online, que puede ser visitada de forma gratuita desde cualquier computadora, tableta o smartphone.
Una auténtica inmersión en los temas que apasionan al autor en este por siglos apasionante mundo de los escaques y trebejos.
Los invito a dedicarle un tiempo agradable a la lectura de este interesante tomo. Es recomendable hacerlo desde una computadora, para acceder a las ventajas de zoom, descarga y otras linduras de la edición e-book.

Para acceder al libro, Clic Aquí

Pueden enviar la siguiente liga directa a sus amigos para que conozcan esta edición
http://www.ajedrezcaballerosdeltablero.com/archivos/Leyendas-del-ajedrez/

29Jul/150

Un problema del año 1236

4

Alfonso X "El sabio", tuvo fama de ser un gobernante que se preocupó por cultivar a su pueblo y rodearse de sabios, artistas y músicos. Entre muchísima obra de cultura, tuvo la feliz idea de encargar un libro de juegos, el primero en europa, que contenía instrucciones y partidas para jugar correctamente al ajedrez, los dados y el backgammon.

El nombre del libro, cuyo único ejemplar se encuentra en la Real Biblioteca del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, Madrid es "Libro de Juegos" o "Libro de Axedrez, Dados y Tablas", y es una verdadera obra de arte, ilustrado con miniaturas coloreadas y con aplicaciones de hoja de oro.

Para un artículo posterior dejo la reseña del libro y sus contenidos, y una semblanza breve de Alfonso X. Por ahora me interesa mostrarles el primer problema de ajedrez del libro, ya que es el más antiguo que fue puesto en un libro en occidente. Data del año de 1236.

Previo a las explicaciones de las posiciones y reglas del ajedrez y otros juegos, Alfonso X narra un relato con el que explica por que escribe sobre esos juegos.
He aquí la redacción original, en caracteres modernos, y después una traducción mía para aquellos que no les guste leer español del siglo xiii...

Segunt cuenta en las ystorias antiguas en India la mayor ouo un Rey que amaua mucho los sabios & tenielos siempre consigo. & fazieles mucho amenudo razonar sobre los fechos que nascien delas cosas. E destos auie y tres que tenien sennas razones. El uno dizie que mas ualie seso que uentura. Ca el que uiuie por el seso; fazie sus cosas ordenadamientre. & aun que perdiesse; que no auie y culpa. pues que fazie lo quel conuinie. Ell otro dizie que mas ualie uentura que seso. ca si uentura ouiesse de perder o de ganar; que por ningun seso que ouiesse; non podrie estorcer dello. El tercero dizie que era meior qui pudiesse ueuir tomando delo uno & delo al. ca esto era cordura. ca en el seso quanto meior era; tanto auie y mayor cuydado como se pudiesse fazer complidamientre. E otrossi en la uentura quanto mayor era; que tanto auie y mayor peligro por que no es cosa cierta. Mas la cordura derecha era; tomar del seso aquello que entendiesse omne que mas su pro fuesse. & dela uentura guardarse omne de su danno lo mas que pudiesse & ayudarse della en lo que fuesse su pro. 
E desque ouieron dichas sus razones much affincadas;mandoles el Rey quel aduxiesse ende cadauno muestra de prueua daquello que dizien. & dioles plazo; qual le demandaron. & ellos fueron se & cataron sus libros; cadauno segunt su razon. E quando llego el plazo; uinieron cada unos antel Rey con su muestra. 
E el que tenie razon del seso; troxo el acedrex con sus iuegos mostrando que el que mayor seso ouiesse; & estudiesse aperçebudo podrie uencer all otro. 
E el segundo que tenie la razon dela uentura troxo los dados mostrando que no ualie nada el seso si no la uentura. segunt parescie por la suerte llegando el omne por ella a pro o a danno. 
El tercero que dizie que era meior tomar delo uno & delo al; troxo el tablero con sus tablas contadas & puestas en sus casas ordenadamientre. & con sus dados; que las mouiessen pora iugar segunt se muestra en este libro que fabla apartadamientre desto. en que faze entender que por el iuego dellas; que el qui las sopiere bien iogar. que aun que la suerte delos dados le sea contraria; que por su cordura podra iogar con las tablas de manera que esquiuara el danno quel puede uenir por la auentura delos dados.

Mi traducción:
Según cuentan las historias antiguas de la India Mayor, hubo un rey que amaba mucho a los sabios y los tenía siempre a su lado y les hacía razonar a menudo sobre los hechos que surgieren de las cosas. Y de esos sabios había tres que tenían muy buen raciocinio. Uno decía que vale más la inteligencia que la suerte, porque el que vive de su inteligencia hace las cosas ordenadamente y aunque perdiera algo no tendría la culpa porque estaría siempre haciendo lo que conviene.

Otro decía que valía más la suerte que la inteligencia, porque si por fortuna tuviera que ganar o perder, por más inteligencia que tuviera no podría zafarse de eso.

El tercero decía que era mejor que se pudiese vivir tomando de una y otra pues eso era cordura.Porque con la inteligencia cuanta más hubiera y se pusiera cuidado, se podrían hacer las cosas correctamente y también con la suerte mientras más hubiera era mejor, pero también era mayor el peligro, porque no era cosa segura,pero la cordura es cosa derecha.Tomar de la inteligencia aquello que se entendiera que fuera lo más indicado para su bien y cuidarse de la fortuna todo lo que pudiera ser en su daño y ayudarse con ella en lo que fuera para su bien.

Y como dijeron sus razones de manera muy segura, el rey les mandó a que llevara cada uno prueba de lo que decían y les dió el plazo que ellos pidieron y los tres se fueron y consultaron sus libros, cada uno según su idea. Y cuando llegó el plazo vinieron con el rey, cada uno con su muestra.

El que razonaba que era mejor la inteligencia, trajo el ajedrez con sus juegos, probando que el que tuviera mejor inteligencia y estuviera atento podría vencer al otro.

El segundo, que razonaba que era mejor la fortuna, trajo los dados, mostrando que nada valía la inteligencia sino la fortuna, que según aparecía la suerte al hombre llegaba provecho o daño.

El tercero, que decía que era mejor tomar de ambas, trajo el tablero de chaquete (backgammon) con sus trebejos ordenados en sus casillas y sus dados, y que los moviesen para jugar según se muestra en este libro en un apartado en el que hace entender como se juegan, y que el que las supiera jugar bien, aún con que fuese contraria la suerte de los dados, por su cordura podrá jugar de manera que esquivará el daño que pudiese venir por la mala fortuna de los dados.

Ahora el problema más antiguo.

11

Para comprender las jugadas es necesario notar que, aunque el acomodo de las piezas era similar al ajedrez contemporáneo, existían dos diferencias notables. En lugar de la actual Dama, o Reina, abía una pieza llamada Al-Ferza (el visir) que no tenía el gran poder de la actual monarca, Solo podia mover a una casilla adyacente en diagonal, hacia adelante o hacia atrás. Ejemplo: Si situamos la dama en la casilla "c3", solo podría mover a: d4-b4-b2-d2.

Pero hay algo diferente en el movimiento de la Alferza en el Libro de Ajedrez del rey Sabio. En su primer movimiento podía saltar a una tercera casilla, incluso por encima de las piezas como el caballo, pero sin poder capturar ninguna pieza enemiga. Este primer movimiento podía ser en linea recta como la torre o en diagonal como el alfil, pero solo el primer movimiento, por eso cuando un peón coronaba, solo podía convertirse en alferza y podía repetir este "triple salto", pues al fin y al cabo era su primer movimiento.

El Al-Fil (el elefante) movia como las actuales damas, de tres en tres sin tener control sobre la casilla del centro, hubiese o no piezas en ella. El peón al coronar solo podía convertirse en dama y saltar tres casillas en el movimiento siguiente a la coronación. El enroque no existía.

El diseño de las piezas de este diagrama, está basado en aquel del libro de Alfonso X.

piezas-AlfonsoX

Traten de resolver con esas reglas la siguiente posición. Juegan las blancas y las negras para no caer en jaque mate están obligadas a entablar... ¡en 16 jugadas!


Para ver la solución basta con pasar el mouse sobre el diagrama sin hacer clic y dejarlo ahí hasta terminar la animación.

23Jul/150

Un incunable sobre ajedrez

b23374548_0007

Repetición de amores e arte de axedrez con CL iuegos de partido.
La obra compuesta circa 1495, de Luis Ramírez de Lucena, de quien hablé en un artículo anterior, es un incunable cuya primera edición es del año 1496-7. Para poner el escenario de referencia, pensemos que en 1452, Gutenberg da comienzo a la edición de la Biblia de 42 líneas (también conocida como Biblia de Gutenberg), con tipo móvil y una máquina (basada en los tórculos de madera para sacar el jugo de la uva) que permitía la hechura de varios libros al mismo tiempo.
Este libro de ajedrez, es pues, el más antiguo libro impreso con ese tema.
Según la "wiki" Lucena enunció más o menos someramente (yo diría demasiado someramente) los principales planteamientos actuales de aperturas, como por ejemplo el Giuoco piano de la apertura italiana, la apertura española, el gambito de rey, la apertura de peón de dama, las defensas que hoy se conocen con el nombre de la defensa Philidor, la defensa Petrov, la defensa francesa, la defensa holandesa, y los fianchettos de rey o de dama, la apertura de alfil, y otras que posteriormente se ha atribuido a ajedrecistas más modernos.

Incluye las ideas fundamentales del desarrollo de las piezas, los problemas del avance de los peones, sobre todo los del enroque, la importancia de ocupar el centro, la de abrir líneas para los alfiles, la torre y la dama.

Leer el libro es un deleite, ya que permite saborear la manera en que platicaban los españoles de esa época, y nos damos cuenta de algunas costumbres y modos de pensar. Leerlo no es difícil si se conocen los caracteres de la época, que por lo demás son muy fáciles de aprender. Algunas palabras son ya desusadas y otras tienen una pronunciación muy diferente a la actual, pero todo ello da un carácter muy sabroso a la narración.

Es de mencionar que la notación que utilizó Lucena para explicar sus diagramas es muy ingeniosa, con dibujos para las piezas y colocando letras en las casillas que se utilizarán en la combinación. Son 150 posiciones, algunas con las reglas antiguas y otras con las modernas. No tiene el libro ninguna partida completa y la explicación de las reglas es narrativa, comentando planes básicos sobre como obtener ventaja, como defender al rey y hasta como colocar al oponente en desventaja si nos ponemos con el sol a nuestra espalda (!).

El libro tiene una parte inicial con una disquisición filosófica de Lucena, basada en su lectura de autores clásicos (no ajedrecistas) y tiene una parte dedicada a su señora. Pasar los folios del libro es una experiencia notable si, como a mi, les gusta imaginar como era que lo leían en aquella época, solo los privilegiados que por fortuna (nunca mejor usado el término) o por azares del destino pudieron aprender a leer y tener en sus manos un libro. Objeto preciadísimo, encapsulador de conocimientos, "artificios" y secretos que ahora, con el smartphone en la bolsa, menospreciamos y evitamos con el pretexto de que "todo está en google". La curia con que fue impreso, usando diagramas xilografiados para cada posición, y el cuidado con que fue armada la tipografía y el cálculo del tamaño para que cada explicación quedase en una hoja, es algo que ahora no nos detenemos a pensar y que sin embargo tomó mucho esfuerzo y tiempo que se vió coronado con un bellísimo ejemplar con estilo gráfico propio y que sin duda formó parte del imaginario cultural de muchos siglos posteriores.

El diseño de las piezas, las cenefas con motivos florales de cada diagrama enmarcando los tableros, las tipografías esgrafiadas en las "casas" (casillas) y "barras" (filas) y las capitulares empleados para iniciar párrafo... un viaje a un mundo con olor a cueros, maderas, tintas, un mundo de cuchilladas, perfumes, y sudores. Manchas de morcilla, vino o cera se pueden apreciar en los folios de los ejemplares que han sobrevivido 500 años, y me queda claro que quien pasó sus ojos por este tratado, quedó inoculado con la magia del ajedrez, sus vericuetos geométricos, sus saltos de caballo, sus jaques a la descubierta y sus reyezuelos de madera, defendidos por jugadores que Lucena conoció en sus viajes a Roma, a Paris y por España. El mismo Lucena defendió la partida de su vida en un tablero más peligroso, en una era donde ser español era partenecer al imperio, pero si se era judío, como él se estaba al borde del precipicio. El mundo se hacía pequeño con el decubrimiento de América, y la cartografía (el conocimiento del tablero mundial) necesitaba nuevas tecnologías. El tiempo comenzó a medirse de manera compulsiva y el primer empujón tecnológico iniciaba la desquiciante carrera por saberlo todo que no ha terminado en nuestros días. Por eso es sorprendente el amor enorme que tuvo que haber tenido para llevar a cabo la tremenda empresa que suponía imprimir un libro... y sobre un tema que solo a los filósofos trashumantes, como él, que lo mismo entendían que una partida de ajedrez era un momento de creación e inteligencia que gozaban unabuena discusión sobre los cásicos o esperaban casar bien con una moza de buena dote, interesaba, consumía y apasionaba.

Gracias Lucena por permitirme la repetición de esos amores, a través de folios, diagramas y "lances", en el artilugio entintado previo a la andanada cibernética y al "chess e-book".

Para todo aquel que quiera gozar, como yo lo hice, el libro de Lucena, armé un ejemplar electrónico "facsimilar" basado en la copia escaneada de la Universidad Complutense (la copia de la Biblioteca San Román está más oscura y llena de notas al margen), en el que se pueden pasar los folios como si fuese un libro, se puede hacer zoom  e imprimir y no es necesario estar conectado al internet para leerlo en casa después de descargarlo.
Pueden descargar el archivo ejecutable (comprimido en un zip) de esta liga. Les aseguro que no tiene virus, aunque hay algunos antivirus que no permiten descargar archivos ".exe". Si es su caso, deshabiliten el antivirus para la descarga, descompriman el archivo y vuelvan a conectar el antivirus.

Otra opción es pedirme el archivo en una memoria usb... cosa que haré si el tiempo me lo permite.
Pesa cerca de 300 megas, y está en alta resolución.

18Dic/140

Más análisis retrospectivo

Otro de Smullyan:
¿Cuál de las dos torres negras es la torre de rey?
Ningún rey o dama ha movido y las blancas pueden enrocar.
¿Alguien puede deducirlo a partir de esos datos?

smullyan2

11Oct/140

Dos posiciones interesantes

Esta composición es de J. Negro, y salió en el libro de Máximo Borrel "Ajedrez Brillante".
¿Como se llega esta posición en 5 jugadas por bando?

5jugadas

 


 

Y esta fue publicada en la desaparecida revista estadounidense "Chess Review".
¿Es legal la posición? Demostrarlo con jugadas

11jugadas