Ajedrez Caballeros del Tablero
28Ene/171

Unas tablas del Tata Steel 2017

La partida jugada por Pavel Elianov vs. Wei Yi, en la 10a ronda del torneo en Wijk aan Zee, Holanda, 2017.

25Jun/162

Una partida mexicana jugada en 1874

portadilla

El pasado 23 de junio, Alfonso Lobo y un servidor visitamos a Diana, la hija de nuestro recién desaparecido amigo Úrsulo Villarreal.
Nos hizo el favor de donar varios libros, revistas, fotografías y documentos relativos al ajedrez que Úrsulo atesoraba.
El material formará parte de una colección de documentos que estarán disponibles online y que hablarán de la historia del ajedrez en Nuevo León. Además los libros formarán parte de la biblioteca del club, junto con aquellos que donó el también desaparecido "Capi" y otras donaciones de miembros del club.
Entre los libros de Úrsulo, encontré uno que él me había mostrado en una visita a su casa, y del que habíamos hablado acerca de digitalizarlo para colocarlo al acceso de todos.
Se trata del titulado Análisis del Juego de Ajedrez, de Andrés Clemente Vazquez, una segunda edición, impresa en 1885 de su libro de 1874.
A. C. Vazquez fue conocido como "El campeón de dos patrias", debido a que era originario de Cuba y emigró a Veracruz con su esposa siendo muy joven para después nacionalizarse mexicano. La carta de nacionalización fue firmada por el mismísimo Benito Juárez, de quien fue amigo y rival en el juego del ajedrez. Fue Maestro de ajedrez de Martí y jugó contra los más fuertes jugadores de la época. Obtuvo notoriedad en la diplomacia y en el periodismo, y su interés por el ajedrez fue constante. En México fue Campeón Nacional, y nombrado Cónsul de México ante Cuba, vivió en la Habana durante buena parte del final d su vida. En Cuba también se coronó campeón Nacional, de ahí su apodo de campeón de dos patrias.
En México se realizaron de 1976 a 1983 ocho torneos anuales "Andrés Clemente Vázquez in Memoriam" válidos para clasificación de la FIDE en la Universidad Nacional Autónoma de México.
Raúl Ocampo, en su columna de internet, dice de él:

"...entre todos los autores hispanoaméricanos de Ajedrez fué el más prolífico, con 14 libros publicados, con un promedio de 500 ejemplares por edición, número muy grande para esa época, con un promedio cada uno de 160 páginas. Su libro "Análisis del Juego de Ajedrez" tuvo 3 ediciones, cada una mayor de 700 ejemplares, y se editó en México, La Habana y Madrid. Junto con el ajedrecista tamaulipeco Don Antonio Fiol, tradujo y publicó la obra "Partidas de Morphy" escrita por Lowenthal, que tuvo varias ediciones, la última publicada en Madrid en 1930, veintinueve años después de su fallecimiento.
Su libro sobre "Derecho y Protección Consular" fue texto recomendado en la Universidad de México hasta 1965.
A su muerte en 1901 ningún autor de Ajedrez en castellano tenía una bibliografía tan extensa y sólo el Dr. Siegbert Tarrasch lo superaba en ejemplares impresos en todo el mundo. Sus libros fueron comentados por críticos tan notables como José Martí, Bernard Shaw, Winston Churchill, Antonio Machado, Emanuel Lasker, Zukertort, Lowenthal y Tarrasch. Junto con Celso Golmayo y Vicente Martínez de Carbajal colaboró en la organización de eventos internacionales en el Club de Ajedrez de La Habana, entre ellos la visita del gran campeón ruso Mijail Chigorin."

Como una probada de lo que pueden encontrar en ese volumen que pronto estará aquí en versión online, me permití hacer un video de una de las partidas del libro, en la que habla sobre el ataque Fegatello, de la apertura de los dos caballos.
Esto es algo de lo que explica sobre ese famoso ataque

texto-fegatello-500

Aquí la partida en notación algebráica:

Haciendo clic en las jugadas, se puede continuar moviendo las piezas con solo oprimir las teclas de flechas de izq. y derecha.

Pueden enterarse más sobre la vida de Andrés Clemente Vazquez leyendo estos dos artículos imperdibles:
http://bit.ly/28VoELU
y
http://bit.ly/28UFUo1

31Ago/152

¿Por qué pierde un GM?

carlsen-pierde-ante-grischuk
Carlsen después de perder vs. Grischuk, en el Torneo Sinquefield 2015
(foto de Lennart Ootes vía Twitter)

¿Por qué pierde hasta el más preparado GM, dueño de memoria genial, capacidad de razonamiento, empuje anímico y con toda la teoría a la mano ?
Pues porque el ajedrez es enorme.
Con toda la teoría y análisis ayudado por computadora, no hemos ni arañado la cascarita de este monstruo de posibilidades, laberintos, variantes, valores dinámicos y profundidades abismales.
Los recientes avances en la compilación de posiciones ganadas sí o sí en partidas en las que solo quedan 7 piezas (peones y reyes incluídos) nos muestran mates obligados en 600, 700 y hasta mil jugadas.
En una posición de esa naturaleza, los patrones que un GM puede reconocer son absurdamente inútiles. Si un GM revisa una de tales posiciones en la jugada inicial (con esa cantidad de piezas) y luego va a la jugada 25, y después a la 30, o a la 100, a la 200 o la 450 etc., no reconocería cambio alguno. No hay asidero posible, no hay capacidad de memoria para ver una linea obligada de más de 40 jugadas adelante, para obtener una posición ligerísimamente más cercana a las anunciadas para el mate. Si hace una jugada mal, entonces pierde o entabla o en el mejor de los casos eleva considerablemente el número de jugadas para el mate obligado. Y eso sin que él se de cuenta. Sin que el se pueda dar cuenta. Punto.

"No hay poder humano".
Y el poder cibernético solo ha podido dilucidar esa pequeña parte del ajedrez con un costo en tiempo y recursos tecnológicos enormes. Para pasar a una posición de solo 2 piezas más, el tiempo y el tipo de computadoras necesarios son enormemente más grandes de lo que hasta ahora pudimos confeccionar.
De hecho, no es posible técnicamente hablando, lograr una solución total del ajedrez con una colección de jugadas posibles.
Quizás se pudiera por medio de un algoritmo que demostrara que en tal posición (lo mejor sería que desde la posición inicial), por tal o cual regla matemática se supiera si ganan blancas o negras o es partida nula. Pero de que pudieramos jugar sin equívoco para lograrlo, de eso, nada.
Y es que solo con echar una ojeada a los números involucrados nos sentimos incapaces de comprender el asunto.
Hay 318,979,564,000 formas posibles de jugar los primeros 4 movimientos e ajedrez
Además, la America's Foundation for Chess encontró que había 169,518,829,100,544,000,000,000,000,000 formas de jugar los diez primeros movimientos de ajedrez.

Shannon
 Claude Shanon, Padre de la Teoría de la Comunicación

El número de Shannon, llamado así por Claude Shannon padre de la teoría de la información, que inció los programas computacionales de ajedrez, es, estimando un límite inferior en la teoría de "complejidad de juegos de variantes" en ajedrez, de 10 elevado a la potencia 120, sobre la base de unos 10 elevado a la 3 movimientos iniciales para Blancas y Negras y un juego típico que dure alrededor de 40 pares de movimientos. Shannon lo calculo como una parte de su artículo de 1950 "Programación de un ordenador para jugar ajedrez".

Shannon también estimó que el número de posiciones posibles en ajedrez, es de

64
————————————————————————
(32)(8 a la 2)(2 a la 6)

o aproximadamente 10 elevado a la 43. Esto incluye algunas posiciones ilegales (por ejemplo, peones en la primera fila, los dos reyes en jaque) y excluye las posiciones legales que siguen a capturas y promociones.
Tomando esto en cuenta, Victor Allis calcula un límite superior de 5 × 10 elevado a la 52 para el número de posiciones, y estima el número real en alrededor de 10 elevado a la 50.
Los resultados recientes mejoran esa estimación, demostrando una cota superior de sólo 2 elevado a la 155, que es menos que 10 a la 46,7 y mostrando un límite superior de solo 2 × 10 a la 40 en ausencia de promociones. El matemático James Grime estima que hay 10 a la 40 juegos posibles "sensibles".
Allis también estimó la "complejidad del juego-árbol de variantes" para ser por lo menos 10 a la 123 ", basado en un factor promedio de ramificación de 35 y una longitud media de juego de 80".
Como comparación, el número de átomos en el universo observable, con la que se compara a menudo, se estima que es entre 4×10 a la 79 y 4×10 a la 81.
Los seres humanos tenemos una capacidad natural para hallar patrones en la naturaleza. Con esos patrones tomamos decisiones que en el caso de la supervivencia, deben ser casi inmediatas sin mucho juicio de por medio. Es una parte de lo que llamamos intuición, y de la que ha dependido nuestra persistencia evolutiva. Sin embargo, desde que desarrollamos un repositorio de conocimientos comprobados, técnicas de cálculo y experimentación que llamamos cultura, no dependemos totalmente de la generación de esos patrones que se han demostrado erróneos en muchísimos casos o sobre-simplificadores, por decir lo menos. Para una primera etapa de mantenerse vivos, actuar con esos patrones de reconocimiento es suficiente (en la mayoría de los casos) porque se han pulido por millones de años. Pero resulta que para el nivel de reconocimiento que nuestra realidad contemporánea nos demanda, ese modo de actuar en base a patrones e ideas simples no es suficiente, sino que, además de todo es peligroso. (Hablo más de ese tópico aquí).
El ajedrez, dada su complejidad como sistema, no ha sido ajeno a esa sofisticación de su estudio, y ahora vemos que hay muchas más maneras "de matar una pulga", y que en la mayoría de los casos, solo los muy talentosos pueden manejarse como virtuosos aún sin conocer todos sus secretos. Pero como esos secretos son legión, aún esos genios de la estrategia, la combinación y la memoria son incapaces de preverlo todo.
Bienvenidos al universo donde la belleza no radica en hacer un hilo de puntos en un torneo, sino en gozar el camino de ir comprendiendo sus secretos y su escencia.

29Jul/150

Un problema del año 1236

4

Alfonso X "El sabio", tuvo fama de ser un gobernante que se preocupó por cultivar a su pueblo y rodearse de sabios, artistas y músicos. Entre muchísima obra de cultura, tuvo la feliz idea de encargar un libro de juegos, el primero en europa, que contenía instrucciones y partidas para jugar correctamente al ajedrez, los dados y el backgammon.

El nombre del libro, cuyo único ejemplar se encuentra en la Real Biblioteca del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, Madrid es "Libro de Juegos" o "Libro de Axedrez, Dados y Tablas", y es una verdadera obra de arte, ilustrado con miniaturas coloreadas y con aplicaciones de hoja de oro.

Para un artículo posterior dejo la reseña del libro y sus contenidos, y una semblanza breve de Alfonso X. Por ahora me interesa mostrarles el primer problema de ajedrez del libro, ya que es el más antiguo que fue puesto en un libro en occidente. Data del año de 1236.

Previo a las explicaciones de las posiciones y reglas del ajedrez y otros juegos, Alfonso X narra un relato con el que explica por que escribe sobre esos juegos.
He aquí la redacción original, en caracteres modernos, y después una traducción mía para aquellos que no les guste leer español del siglo xiii...

Segunt cuenta en las ystorias antiguas en India la mayor ouo un Rey que amaua mucho los sabios & tenielos siempre consigo. & fazieles mucho amenudo razonar sobre los fechos que nascien delas cosas. E destos auie y tres que tenien sennas razones. El uno dizie que mas ualie seso que uentura. Ca el que uiuie por el seso; fazie sus cosas ordenadamientre. & aun que perdiesse; que no auie y culpa. pues que fazie lo quel conuinie. Ell otro dizie que mas ualie uentura que seso. ca si uentura ouiesse de perder o de ganar; que por ningun seso que ouiesse; non podrie estorcer dello. El tercero dizie que era meior qui pudiesse ueuir tomando delo uno & delo al. ca esto era cordura. ca en el seso quanto meior era; tanto auie y mayor cuydado como se pudiesse fazer complidamientre. E otrossi en la uentura quanto mayor era; que tanto auie y mayor peligro por que no es cosa cierta. Mas la cordura derecha era; tomar del seso aquello que entendiesse omne que mas su pro fuesse. & dela uentura guardarse omne de su danno lo mas que pudiesse & ayudarse della en lo que fuesse su pro. 
E desque ouieron dichas sus razones much affincadas;mandoles el Rey quel aduxiesse ende cadauno muestra de prueua daquello que dizien. & dioles plazo; qual le demandaron. & ellos fueron se & cataron sus libros; cadauno segunt su razon. E quando llego el plazo; uinieron cada unos antel Rey con su muestra. 
E el que tenie razon del seso; troxo el acedrex con sus iuegos mostrando que el que mayor seso ouiesse; & estudiesse aperçebudo podrie uencer all otro. 
E el segundo que tenie la razon dela uentura troxo los dados mostrando que no ualie nada el seso si no la uentura. segunt parescie por la suerte llegando el omne por ella a pro o a danno. 
El tercero que dizie que era meior tomar delo uno & delo al; troxo el tablero con sus tablas contadas & puestas en sus casas ordenadamientre. & con sus dados; que las mouiessen pora iugar segunt se muestra en este libro que fabla apartadamientre desto. en que faze entender que por el iuego dellas; que el qui las sopiere bien iogar. que aun que la suerte delos dados le sea contraria; que por su cordura podra iogar con las tablas de manera que esquiuara el danno quel puede uenir por la auentura delos dados.

Mi traducción:
Según cuentan las historias antiguas de la India Mayor, hubo un rey que amaba mucho a los sabios y los tenía siempre a su lado y les hacía razonar a menudo sobre los hechos que surgieren de las cosas. Y de esos sabios había tres que tenían muy buen raciocinio. Uno decía que vale más la inteligencia que la suerte, porque el que vive de su inteligencia hace las cosas ordenadamente y aunque perdiera algo no tendría la culpa porque estaría siempre haciendo lo que conviene.

Otro decía que valía más la suerte que la inteligencia, porque si por fortuna tuviera que ganar o perder, por más inteligencia que tuviera no podría zafarse de eso.

El tercero decía que era mejor que se pudiese vivir tomando de una y otra pues eso era cordura.Porque con la inteligencia cuanta más hubiera y se pusiera cuidado, se podrían hacer las cosas correctamente y también con la suerte mientras más hubiera era mejor, pero también era mayor el peligro, porque no era cosa segura,pero la cordura es cosa derecha.Tomar de la inteligencia aquello que se entendiera que fuera lo más indicado para su bien y cuidarse de la fortuna todo lo que pudiera ser en su daño y ayudarse con ella en lo que fuera para su bien.

Y como dijeron sus razones de manera muy segura, el rey les mandó a que llevara cada uno prueba de lo que decían y les dió el plazo que ellos pidieron y los tres se fueron y consultaron sus libros, cada uno según su idea. Y cuando llegó el plazo vinieron con el rey, cada uno con su muestra.

El que razonaba que era mejor la inteligencia, trajo el ajedrez con sus juegos, probando que el que tuviera mejor inteligencia y estuviera atento podría vencer al otro.

El segundo, que razonaba que era mejor la fortuna, trajo los dados, mostrando que nada valía la inteligencia sino la fortuna, que según aparecía la suerte al hombre llegaba provecho o daño.

El tercero, que decía que era mejor tomar de ambas, trajo el tablero de chaquete (backgammon) con sus trebejos ordenados en sus casillas y sus dados, y que los moviesen para jugar según se muestra en este libro en un apartado en el que hace entender como se juegan, y que el que las supiera jugar bien, aún con que fuese contraria la suerte de los dados, por su cordura podrá jugar de manera que esquivará el daño que pudiese venir por la mala fortuna de los dados.

Ahora el problema más antiguo.

11

Para comprender las jugadas es necesario notar que, aunque el acomodo de las piezas era similar al ajedrez contemporáneo, existían dos diferencias notables. En lugar de la actual Dama, o Reina, abía una pieza llamada Al-Ferza (el visir) que no tenía el gran poder de la actual monarca, Solo podia mover a una casilla adyacente en diagonal, hacia adelante o hacia atrás. Ejemplo: Si situamos la dama en la casilla "c3", solo podría mover a: d4-b4-b2-d2.

Pero hay algo diferente en el movimiento de la Alferza en el Libro de Ajedrez del rey Sabio. En su primer movimiento podía saltar a una tercera casilla, incluso por encima de las piezas como el caballo, pero sin poder capturar ninguna pieza enemiga. Este primer movimiento podía ser en linea recta como la torre o en diagonal como el alfil, pero solo el primer movimiento, por eso cuando un peón coronaba, solo podía convertirse en alferza y podía repetir este "triple salto", pues al fin y al cabo era su primer movimiento.

El Al-Fil (el elefante) movia como las actuales damas, de tres en tres sin tener control sobre la casilla del centro, hubiese o no piezas en ella. El peón al coronar solo podía convertirse en dama y saltar tres casillas en el movimiento siguiente a la coronación. El enroque no existía.

El diseño de las piezas de este diagrama, está basado en aquel del libro de Alfonso X.

piezas-AlfonsoX

Traten de resolver con esas reglas la siguiente posición. Juegan las blancas y las negras para no caer en jaque mate están obligadas a entablar... ¡en 16 jugadas!


Para ver la solución basta con pasar el mouse sobre el diagrama sin hacer clic y dejarlo ahí hasta terminar la animación.

23Jul/150

Un incunable sobre ajedrez

b23374548_0007

Repetición de amores e arte de axedrez con CL iuegos de partido.
La obra compuesta circa 1495, de Luis Ramírez de Lucena, de quien hablé en un artículo anterior, es un incunable cuya primera edición es del año 1496-7. Para poner el escenario de referencia, pensemos que en 1452, Gutenberg da comienzo a la edición de la Biblia de 42 líneas (también conocida como Biblia de Gutenberg), con tipo móvil y una máquina (basada en los tórculos de madera para sacar el jugo de la uva) que permitía la hechura de varios libros al mismo tiempo.
Este libro de ajedrez, es pues, el más antiguo libro impreso con ese tema.
Según la "wiki" Lucena enunció más o menos someramente (yo diría demasiado someramente) los principales planteamientos actuales de aperturas, como por ejemplo el Giuoco piano de la apertura italiana, la apertura española, el gambito de rey, la apertura de peón de dama, las defensas que hoy se conocen con el nombre de la defensa Philidor, la defensa Petrov, la defensa francesa, la defensa holandesa, y los fianchettos de rey o de dama, la apertura de alfil, y otras que posteriormente se ha atribuido a ajedrecistas más modernos.

Incluye las ideas fundamentales del desarrollo de las piezas, los problemas del avance de los peones, sobre todo los del enroque, la importancia de ocupar el centro, la de abrir líneas para los alfiles, la torre y la dama.

Leer el libro es un deleite, ya que permite saborear la manera en que platicaban los españoles de esa época, y nos damos cuenta de algunas costumbres y modos de pensar. Leerlo no es difícil si se conocen los caracteres de la época, que por lo demás son muy fáciles de aprender. Algunas palabras son ya desusadas y otras tienen una pronunciación muy diferente a la actual, pero todo ello da un carácter muy sabroso a la narración.

Es de mencionar que la notación que utilizó Lucena para explicar sus diagramas es muy ingeniosa, con dibujos para las piezas y colocando letras en las casillas que se utilizarán en la combinación. Son 150 posiciones, algunas con las reglas antiguas y otras con las modernas. No tiene el libro ninguna partida completa y la explicación de las reglas es narrativa, comentando planes básicos sobre como obtener ventaja, como defender al rey y hasta como colocar al oponente en desventaja si nos ponemos con el sol a nuestra espalda (!).

El libro tiene una parte inicial con una disquisición filosófica de Lucena, basada en su lectura de autores clásicos (no ajedrecistas) y tiene una parte dedicada a su señora. Pasar los folios del libro es una experiencia notable si, como a mi, les gusta imaginar como era que lo leían en aquella época, solo los privilegiados que por fortuna (nunca mejor usado el término) o por azares del destino pudieron aprender a leer y tener en sus manos un libro. Objeto preciadísimo, encapsulador de conocimientos, "artificios" y secretos que ahora, con el smartphone en la bolsa, menospreciamos y evitamos con el pretexto de que "todo está en google". La curia con que fue impreso, usando diagramas xilografiados para cada posición, y el cuidado con que fue armada la tipografía y el cálculo del tamaño para que cada explicación quedase en una hoja, es algo que ahora no nos detenemos a pensar y que sin embargo tomó mucho esfuerzo y tiempo que se vió coronado con un bellísimo ejemplar con estilo gráfico propio y que sin duda formó parte del imaginario cultural de muchos siglos posteriores.

El diseño de las piezas, las cenefas con motivos florales de cada diagrama enmarcando los tableros, las tipografías esgrafiadas en las "casas" (casillas) y "barras" (filas) y las capitulares empleados para iniciar párrafo... un viaje a un mundo con olor a cueros, maderas, tintas, un mundo de cuchilladas, perfumes, y sudores. Manchas de morcilla, vino o cera se pueden apreciar en los folios de los ejemplares que han sobrevivido 500 años, y me queda claro que quien pasó sus ojos por este tratado, quedó inoculado con la magia del ajedrez, sus vericuetos geométricos, sus saltos de caballo, sus jaques a la descubierta y sus reyezuelos de madera, defendidos por jugadores que Lucena conoció en sus viajes a Roma, a Paris y por España. El mismo Lucena defendió la partida de su vida en un tablero más peligroso, en una era donde ser español era partenecer al imperio, pero si se era judío, como él se estaba al borde del precipicio. El mundo se hacía pequeño con el decubrimiento de América, y la cartografía (el conocimiento del tablero mundial) necesitaba nuevas tecnologías. El tiempo comenzó a medirse de manera compulsiva y el primer empujón tecnológico iniciaba la desquiciante carrera por saberlo todo que no ha terminado en nuestros días. Por eso es sorprendente el amor enorme que tuvo que haber tenido para llevar a cabo la tremenda empresa que suponía imprimir un libro... y sobre un tema que solo a los filósofos trashumantes, como él, que lo mismo entendían que una partida de ajedrez era un momento de creación e inteligencia que gozaban unabuena discusión sobre los cásicos o esperaban casar bien con una moza de buena dote, interesaba, consumía y apasionaba.

Gracias Lucena por permitirme la repetición de esos amores, a través de folios, diagramas y "lances", en el artilugio entintado previo a la andanada cibernética y al "chess e-book".

Para todo aquel que quiera gozar, como yo lo hice, el libro de Lucena, armé un ejemplar electrónico "facsimilar" basado en la copia escaneada de la Universidad Complutense (la copia de la Biblioteca San Román está más oscura y llena de notas al margen), en el que se pueden pasar los folios como si fuese un libro, se puede hacer zoom  e imprimir y no es necesario estar conectado al internet para leerlo en casa después de descargarlo.
Pueden descargar el archivo ejecutable (comprimido en un zip) de esta liga. Les aseguro que no tiene virus, aunque hay algunos antivirus que no permiten descargar archivos ".exe". Si es su caso, deshabiliten el antivirus para la descarga, descompriman el archivo y vuelvan a conectar el antivirus.

Otra opción es pedirme el archivo en una memoria usb... cosa que haré si el tiempo me lo permite.
Pesa cerca de 300 megas, y está en alta resolución.

17Feb/152

Vídeo: De los granos de trigo a Deep Blue: así es la fascinante historia del ajedrez

De los recientes artículos del periodista Leontxo García:

1423689595_904841_1423749394_noticia_fotograma

El famoso comunicador de temas de ajedrez, hace un recuento de la historia del ajedrez, resumido en un pequeño video...
Para ver la página que alberga el video, Clic Aquí

Y rizando el rizo, les pongo la liga a un artículo aparecido en este blog, que versa sobre uno de los temas del video, La leyenda de Sisa:
Sobre números, granos y escaques.
Para volver al blog después de leer ese artículo, solo cierre la ventana.

13Ene/150

Tablero correcto con mal acomodo de piezas ;)

Para los que opinan que no tiene importancia como acomodar los peones 😉

checkerboard_illusion.jpg.CROP.original-original

Puedes colocar una regla para comprobar que los cuadrados son perfectos y paralelos.

20Dic/142

Shakhmatnaya Goryachka (Chess Fever)

imgres

Como regalo de fin de año, les coloco en el blog la archi-famosa película ‘Shakhmatnaya Goryachka’ (Chess Fever, como se le conoce en EUA).
Sé que muchos ya la conocen, pero no resistí la tentación de ponérsela a las nuevas generaciones, porque constituye una obra de arte que debe ser conocida por todo aficionado que se precie de serlo.
El director Vsevold Pudovkin, aprovechó tomas que hizo en el famoso torneo de Moscú en 1925 para armar una deliciosa comedia de cine mudo.
La versión que les pongo aquí, está subtitulada en inglés y tiene una música que la original, obviamente, no tenía, pero que se puede soportar.
Aparecen en escena ajedrecistas famosos de la época: José Raúl Capablanca, (que tiene su papel en la película), Carlos Torre Repetto, Ernest Grunfeld, F. Ivanov, Frank Marshall,Richard Reti, Rudolph Spielmann, F.D. Yates.
Entre otras muchas personalidades famosas, directores de cine y escritores de escena que accedieron a salir como extras, aparece (como pasajero del tren) el escritor de "Lolita", Vladimir Nabokov, autor de la novela ajedrecística "La defensa Lushin", que años después fué llevada a la pantalla. Un film de los llamados "de culto" para los "fans" (por definirlos mild), que por cierto son el tema de esta comedia rusa.
Que la disfruten!

23Jul/140

Una partida de altura

Quiero uno!!! Pero yaaaaa!