Ajedrez Caballeros del Tablero
21Jul/140

Qué son las «Tablas Nalimov»

Por JSB
Las famosas bases de tablas de finales de ajedrez.
TablasNalimov

El ajedrez, con sus 32 piezas en 64 escaques es un juego en el que durante una parte larga de su desarrollo es prácticamente imposible calcular todas las variantes legales que se pueden presentar. Los jugadores expertos conocen patrones posicionales, trucos tácticos y algunas variantes probadas de apertura que les aseguran un juego manejable y con chances moderadamente iguales.

Los programas para jugar ajedrez están ideados para combinar el cálculo bruto de variantes posibles, con evaluaciones aritméticas que califican indicadores como seguridad del rey, amenazas inmediatas, valor de las piezas, movilidad de las mismas, ganancia de espacio, variantes de aperturas conocidas y analizadas exhaustivamente, etc. Y se requiere un procesador potente (o varios), memoria ram suficiente y... tiempo para los cálculos en posiciones complejas.

Estos programas parten de la ponderación de posibilidades a futuro, esto es, deducen lo que posiblemente suceda, según valoraciones mejores o peores, y según la habilidad programadora de sus creadores.

Pero existe otro planteamiento que de hecho es exactamente al revés.
¿Por que no, partir de un tablero vacío y colocar el mínimo de piezas necesarias para un mate y a partir de una posición dada (por ejemplo un mate de dama y rey contra rey) deducir todas las jugadas posibles anteriores del bando que hizo la última?, cuando se tengan todas, deducir todas las posibles para el otro bando, y así en secuencia retrógrada hasta dar con todas las jugadas posibles para esas piezas.

En su excelente página web, Tim Krabbé lo explica mejor:

"La idea es que una base de datos de finales está compuesta de todas las posiciones posibles con un material dado. Después, una sub-base de datos está compuesta por todas las posiciones donde el negro está mate. Después, una donde el blanco puede dar mate. Después, una donde el negro no puede parar al Blanco dando mate al siguiente movimiento. Después, una donde el Blanco siempre puede alcanzar una posición donde el Negro no pueda parar un mate al siguiente movimiento. Y así sucesivamente, siempre un paso más alla del mate hasta que se encuentran todas las posiciones posibles. Entonces, todas estas posiciones son enlazadas hacia atrás para dar mate según el camino más corto a través de la base de datos. Esto significa que, aparte de los movimientos 'equi-óptimos', todos los movimientos en este camino son perfectos: los movimientos del Blanco siempre conducen al mate más rápido, el movimiento del Negro siempre conducen al mate más lento."

En pocas palabras, las bases de finales son una colección de TODAS las posiciones posibles con un determinado número de piezas. Esto significa que los programas de ajedrez que tienen acceso a esas colecciones de posiciones no necesitan "pensar" (deducir, calcular) un final. Simplemente escogen la secuencia ganadora (o la que hace tablas, según el caso).

Hasta hace unos pocos años estas colecciones de posiciones ya tenían todas las posiciones de los finales de hasta 6 piezas (peones incluidos). Estas bases de datos están a la venta, pero tenerlas en nuestro equipo ocupa una cantidad muy grande de espacio en el disco duro, de ahí que se puedan usar conexiones online para revisarlas.

Nalimov fue uno de los primeros programadores que lograron completar esa colección, de ahí que se conozcan como "Tablas Nalimov". Esas tablas se pueden consultar gratuitamente en varios sitios de internet. La dirección más conocida es http://www.shredderchess.com/online-chess/online-databases/endgame-database.html.

Hace un par de años, otro programador utilizó una supercomputadora de una universidad rusa (que tardó varios años en hacer los cálculos) para obtener todas las posiciones posibles para finales de hasta 7 piezas y esas tablas se llaman ahora "tablas Lomonosov" recordando el nombre de la Universidad. Estas bases ocupan más de 40 Tera-bytes de espacio,lo que las hace prácticamente inutilizables a nivel comercial. Cada pieza que se aumente a los cálculos, aumenta proporcionalmente la cantidad de posicio nesy obviamente el tiempo que lleva obtener todas las posiciones comprobadas.

Si se extrapolan los hallazgos en finales de menos de 8 piezas a las predicciones de 8 a 10 piezas, es impactante que las jugadas necesarias se dupliquen. Haworth proporciona una gráfica logarítmica que muestra que hay un 80% de probabilidades de que para un final con 10 piezas (peones incluidos) exista un mate forzado en más de... 5000 jugadas (!!!)

De ahí que se puedan predecir por ejemplo, mates en 500 o más jugadas con las tablas actuales, sin equivoco alguno.

La cantidad de movimientos que una posición compleja necesita para llegar a un mate final, es muchas veces incomprensible para nuestra mente, que no puede calcular más de unas pocas jugadas adelante. No existe patrón de comportamiento en el desarrollo de movimientos. Solo que sabemos que son los obligados para llegar al mate.

Así lo expresó el mismo Tim Krabbé, en la web que mencioné arriba:

"Estos movimientos están más allá de la comprehensión. Un GM no sería mejor en este tipo de final que alguien que hubiera aprendido a jugar al ajedrez ayer (refiriendose a posiciones de mate en 262 jugadas obligadas). Es un tipo de ajedrez que no tiene nada que ver con el ajedrez, un ajedrez que nunca se podría haber imaginado sin ordenadores. Los movimientos de Stiller son impresionantes, casi dan miedo, porque sabes que son verdad el Algoritmo de Dios. Es como si fuera revelado el Sentido de la Vida, pero no comprendieras ni una palabra"

He aquí una posición de mate forzado descubierto en 2013.
(Es posible avanzar con las flechas del teclado una vez que se da click sobre la primera jugada)

Mate en 549
Universidad Lomonosov, Moscú, Agosto 2012.

Partida de la base de Guy Haworth, University of Reading, Chess Endgame Records.
Nota: equivocadamente había escrito que las tablas Lomonosov ocupaban 40 gigabytes en lugar de terabytes.

Comentarios (0) Trackbacks (0)

Aún no hay comentarios.


Leave a comment

Aún no hay trackbacks.